Público
Público

"Que una mujer mestiza, socióloga y feminista cante por bulerías
es una revolución"

La cantante de flamenco fusión Lourdes Pastor presenta su segundo disco '¿A quién le cantaré yo?' este viernes en Madrid

Publicidad
Media: 3.29
Votos: 7
Comentarios:
Lourdes Pastor, en una imagen promocional

Lourdes Pastor, en una imagen promocional


MADRID.- Lourdes Pastor se define a ella misma como una "superviviente afortunada". Tiene sus motivos.  Mujer de izquierdas y revolucionaria, madre sola y de familia humilde a la que se le vaticinaba un futuro incierto en un mundo hostil al dictado del capital. Mucha de la culpa del giro de timón en su porvenir la tuvo su madre, que hizo todo lo posible para dar a su hija los estudios que ella no pudo tener. "Tengo la fortuna de haber estado en contacto con muchas personas interesantes que me han aportado mucho", asegura en una conversación a Público.

Cantante de flamenco fusión, feminista y socióloga, dedica su vida a defender los derechos de las mujeres en una ONG y a compartir sus canciones, cargadas de feminismo y de crítica social, algo no muy común en el género. Lo volverá a hacer este viernes en el Teatro Goya de Madrid para presentar su segundo disco ¿A quién le cantaré yo?


Uno escucha lo de "cantante flamenca con letras feministas" y suena a algo nuevo, ¿Es así o es sólo un prejuicio?
La verdad es que no sé si soy la única, lo que sí que es cierto es que no es premeditado. Yo he cantado siempre, igual que también soy feminista, lo llevo en la piel.  Las letras las escribe mi tío Juan Carlos. Compartimos ideología y vivencias. Las letras que escribe tienen que ver con lo que yo soy.

¿Conoces a gente del flamenco que comparta el mismo contenido social en sus canciones?
Reivindicar los derechos humanos no es una cosa novedosa. Es verdad que se da la casualidad de que soy mestiza, mi padre es gitano, que canto flamenco y que además soy feminista, todo un reflejo de lo que soy. Hay grupos que reivindican justicia social pero quizás no lo hacen por bulerías. 

"Cantamos a feministas a las que jamás se ha nombrado en una canción"


Abriendo el plano a una panorámica general, ¿de qué hablas en tu segundo disco? 
El título del disco, ¿A quién le cantaré yo? lo elegí porque canto a varias cosas: a los artistas, por ejemplo. Dedico una canción a Dalí. Juan Carlos y yo fuimos a una exposición y me quedé fascinada. Además, cantamos a feministas a las que jamás se ha nombrado en una canción. Otras letras reivindican derechos humanos. El otro día definí mi música como flamenco social.


¿De dónde surge la canción Recuerdos de la Oscuridad? Tengo entendido que habla desde las perspectiva de una niña que sufre la violencia de género de su padre hacia su madre, una problemática que ha quedado en la sombra ya que no se consideran a los hijos como víctimas en estos crímenes...
Desde la Plataforma Andaluza de Apoyo al Lobby Europeo de Mujeres llevamos años reivindicando que los hijos también son víctimas de la violencia de género. No tiene porqué ser violencia física. Si se trata fatal a las mujeres y ellos lo ven se convierten en tiranos con sus madres. La legislación está muy mal porque no se han considera víctimas directas que sufren en sus casas como sus madres. El tema de la custodias compartidas en estos casos es un ejemplo. Ahora se está empezando a mover pero las medidas del Gobierno son muy peligrosas. Me parece una canción preciosa y necesaria.

"El otro día definí mi música como flamenco social"


¿Sigue habiendo machismo en la música?
Las letras son machistas en general. Lo vemos en los premios que se dan, en la cultura en general, los varones siguen siendo los que predominan. Como cantante lo he sentido en la música como en el resto de áreas, ni más ni menos. En mi grupo son todos chicos, son amigos míos, porque hay muchos más hombres que tocan percusión y guitarra flamenca. A las mujeres se les enseña que tienen que ser enfermeras o maestras.

¿En qué consiste el flamenco fusión que practicas?
Es el flamenco que no es soleás ni martinetes... el flamenco que no es puro. Yo canto rumba y bulerías mezclado con otras cosas, como música cubana, jazz, pop, rock. No es flamenco ortodoxo. Ahora parece que cualquier que canta con guitarra española hace flamenco fusión, tampoco es eso. Mi voz es flamenca. Hay mucha polémica con lo que es y con lo que no es, pero como no voy de flamenco puro no me pueden decir nada.

¿Consideras que con tu música realizas cierta didáctica acerca de valores sociales?
No lo hago con ninguna intención, es una aventura más, pero sí que estoy convencida de que el arte es una herramienta para transformar la realidad. Chaplin revolucionó y cambió realidades. El cine lo hace, también la música. Otra cosa es que la industria potencie el amor romántico con canciones que llegan al número uno de la lista de éxitos. Estoy convencida de que sí se pueden cambiar las cosas desde la música. Hay genias como Aurora Vargas, con la que me identifico, que no tienen el reconocimiento que deberían. Hay grandes mujeres que no han tenido la llave del cante, pero sí que es una revolución que una mujer mestiza, socióloga y feminista se suba al escenario a cantar por bulerías y las personas que lo escuchan se le mueven cosas. No es lo mismo escuchar 'yo sin ti me muero' y 'el amor lo es todo para mí' que escuchar 'yo soy dueña de mi vida', 'si mi vida es un vuelo en el aire yo pago el pasaje para poder volar'.