Público
Público

Luis Pastor: "La voz de Saramago estaba del lado de los indignados"

El cantautor homenajea esta noche en el Festival de la Guitarra de Córdoba al escritor portugués

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya ha pasado más de un año de la muerte de José Saramago, ¿cómo lo recuerda?

Según la teoría de su libro El año de la muerte de Ricardo Reis, una persona tarda lo mismo en nacer que en morir, nueve meses. Así que todavía no ha pasado un año desde que murió. Era un hombre al que admirar, al que escuchar con la boca abierta. Tenía la capacidad de explicar con sencillez grandes pensamientos. Es cierto que no era fácil llegar a él, que no era extrovertido, pero una vez que te daba su amistad lo tenías todo.

Usted ha musicado los versos de muchos poetas. Con Saramago hizo lo propio en el álbum monográfico 'En esta esquina del tiempo' (2006), ¿su labor fue más fácil o más difícil que con el resto?

Fue sencillo, ya que sus poemas me remitían a las canciones de João Afonso, a quién debo mi amor por la música portuguesa, en el surrealismo y en la temática amorosa y social.

¿Colaboró Saramago en la grabación del disco?

Grabó previamente con su voz los 14 poemas que lo componen. De esa forma, me ayudó a pronunciar bien en portugués. El tema de las adaptaciones al castellano fue más complicado. Tuvimos una reunión muy larga. Yo quería hacer una readaptación para que rimaran mejor los versos, pero no me dejó cambiar nada. Discutíamos hasta por los artículos, pero él me decía que las palabras eran las que eran.

¿Le dijo alguna vez su opinión sobre el disco?

Saramago estaba muy contento con En esta esquina del tiempo. Él no valoraba mucho su poesía, y estos poemas además tenían 40 años. Me reconoció que mi música había dado alas a esos poemas.

Siendo usted un hombre progresista y extremeño, no puedo evitar preguntarle por la polémica decisión de IU que ha acabado con el PP en el Gobierno de la región. ¿Qué le ha parecido?

Entiendo el cabreo de los votantes que querían parar a la derecha, pero las bases han elegido, y en una democracia real son las que están capacitadas para tomar esa decisión. A nivel de sangre y de sentimiento personal, estoy más cerca del PSOE que del PP, pero si hablamos de cultura, ninguno tiene proyectos y nos joden por todos lados. Desde que me signifiqué con el 'No a la guerra' no he vuelto a cantar en ningún pueblo del PP de Extremadura, pero tampoco me ha invitado en estos años la Junta a tocar el disco de Saramago, hecho por extremeños, en el Teatro Romano de Mérida el Día de la Comunidad.

Usted trabaja mucho como autor, también para otros artistas. ¿Qué le parecen los recientes acontecimientos relacionados con la SGAE?

Claramente, hay tomate con el señor Neri y hay que limpiar esa casa porque los perjudicados somos los autores. Si ese dinero nos lo hubieran dado, a lo mejor yo podría haber grabado algún disco en estos últimos cinco años. Otra cosa es poner en tela de juicio a Teddy Bautista. Yo sé personalmente toda la dedicación que ha puesto en su trabajo, los años que lleva. Tendrá que pagar si está salpicado, pero para mí ha sido un hombre clave en la gestión del dinero de muchos autores.

Al menos, parece que los jóvenes han vuelto a la calle...

Hemos descubierto a una generación que nos sorprende y que es capaz de tomar la calle y hacer de la plaza un lugar de encuentro, de discusión social y política, de amistad, de vida en el fondo. Para Saramago, cuya voz estaba del lado de los excluidos, de los indignados, esas movilizaciones habrían sido un aliento, una forma de irse mejor de la vida, de despedirse.