Publicado: 21.09.2008 21:05 |Actualizado: 11.08.2015 14:12

'Mad Men', desconocida por el gran público, candidata a reinar en los Emmy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los presentadores Tom Bergeron, Howie Mandel, Heidi Klum, Jeff Probst y Ryan Seacrest a su llegada a la 60 gala de entrega de los Premios Emmy en el teatro Nokia de Los Ángeles, California (EE.UU.).

El drama "Mad Men" reclamará hoy el título de mejor serie de la televisión estadounidense en la 60 edición de los premios Emmy, avalado por la crítica, dos Globos de Oro y a pesar de sus bajos índices de audiencia.

El relato sobre las relaciones humanas y laborales en una prestigiosa agencia de publicidad neoyorquina en la década de 1960 cuenta con casi todas las papeletas para relegar a "The Sopranos", vencedora en 2007, como la serie dramática de referencia en 2008.

Es un año en el que los canales de cable igualan a las cadenas generalistas en nominados a la categoría reina de los Emmy, que la Academia de Artes y Ciencias de la Televisión de EE.UU. entrega desde 1949.

Además de "Mad Men", de AMC, la serie de abogados "Damages", de FX Networks, y "Dexter", de Showtime, entran en la carrera por el trono del drama, en la que también participan "Boston Legal" (ABC), "Lost" (ABC) y "House" (Fox), aunque estas tres últimas no entran en las quinielas de los expertos.

Todo apunta a que nuevamente un canal de pago se llevará el Emmy más cotizado -"The Sopranos" se emitían en la cadena por cable HBO-, aunque tan solo a "Damages", protagonizada por Glenn Close, le respaldó la audiencia.

"Damages", en la que Close es favorita para el Emmy a mejor actriz dramática, obtuvo una media de cinco millones de espectadores por capítulo, mientras que "Dexter" se quedó en cifras próximas al millón. Si bien, pasó a más de siete millones cuando en febrero comenzó a emitirse en abierto en CBS.

Los números del presumible mejor drama, "Mad Men", tampoco pasarán a la historia de la televisión, puesto que menos de un millón de personas siguieron por término medio la trama de estos fumadores hombres de negocios en su primera temporada.

El hecho de que la serie se emita en un canal de pago limita su audiencia potencial, aunque "The Sopranos" sólo estaba disponible para clientes del cable y consiguió atraer a más de nueve millones de espectadores por capítulo en su última temporada.

"Mad Men" comenzó a llamar la atención de más público tras lograr el Globo de Oro a mejor serie dramática y mejor actor protagonista (Jon Hamm) en la pasada edición. Sus 16 nominaciones a los Emmy confirmaron a esta "desconocida" como uno de los grandes productos televisivos de EE.UU.

Esta publicidad hizo que dos millones de personas se animasen a ver el estreno de su segunda temporada en julio, aunque la cifra es muy inferior a los 16 millones de espectadores que alcanzó "Lost" en su año debut, los nueve millones que atesora de media "Boston Legal" e incluso los seis millones que disfrutan habitualmente con "House".

El anunciado éxito de "Mad Men" en la gala de los Emmy, que se celebrará hoy en Los Ángeles (a partir de las 00.00 GMT del lunes), podría desmotivar al gran público, que en su mayor parte nunca ha visto la serie, para que siga desde sus casas la ceremonia que emite la cadena ABC.

Salvo sorpresas, "Mad Men" será el mejor drama, "30 Rock" la mejor comedia y "John Adams" la mejor miniserie, una quiniela que fue refrendada por los Emmy técnicos entregados ya el pasado fin de semana y en el que estos programas acapararon el mayor número de premios, con cuatro, tres y ocho, respectivamente.

"Mad Men" y "30 Rock" optarán esta noche a cinco Emmy más, mientras que "John Adams" concursará por otros seis.

Entre los intérpretes que más suenan para recoger uno de estos premios de la televisión -equivalentes a los Premios Óscar del cine- destacan Jon Hamm ("Mad Men") y Glenn Close a los mejores actores dramáticos, y Alec Baldwin y Tina Fey, ambos por "30 Rock", a la mejor actuación en una comedia.

Fey tendrá como rival a America Ferrera, ganadora del Emmy femenino a protagonista en comedia por "Ugly Betty" en 2007, y que algunos críticos ven como posible triunfadora de nuevo en 2008.