Público
Público

El maestro Hayao Miyazaki se despide del cine en Venecia después de presentar su última película

El cineasta japonés, de 72 años, ha sido el autor de algunas de las mejores obras que ha producido la animación como 'El viaje de Chihiro' o 'La princesa Mononoke'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El realizador japonés Hayo Miyazaki, considerado el gran maestro de la animación contemporánea, ha decidido retirarse del cine tras presentar Kaza tachinu (The Wind Rises) en la 70 Mostra de Venecia, su obra más realista y que ha provocado una importante polémica en Japón.

La retirada de Miyazaki de 72 años y que ganó el Óscar a la mejor película animada en 2001 por El viaje de Chihiro, fue anunciada este lunes en la rueda de prensa de presentación de su último filme en Venecia por el presidente de los Estudios Ghibli, Koji Hoshino.

Miyazaki no viajó a Venecia porque tiene previsto ofrecer una rueda de prensa en Tokio para explicar los motivos de su retirada, pero quería hacer este anuncio en la Mostra por la especial relación que ha mantenido con el festival, explicó Hoshino. El realizador japonés presentó en la Mostra El castillo ambulante en 2004 y Ponyo en el acantilado en 2008 y recibió un León de oro por toda su carrera en 2005.

'Sólo se puede estar horrorizado por la falta de sentido histórico por parte de los principales líderes políticos' Su nuevo y último filme, Kaze Tachinu, estrenado en julio en Japón y hoy en Venecia, fue considerado por algunos medios como una advertencia contra el anuncio del primer ministro conservador, Shinzo Abe, sobre una posible revisión de la Constitución pacifista de su país. La polémica causada llevó a Miyazaki a publicar una breve declaración que señalaba: 'Sólo se puede estar horrorizado por la falta de sentido histórico y convicciones por parte de los principales líderes políticos'.

Basada en una novela del escritor Tatsuo Hori, la película de Miyazaki cuenta la historia del joven ingeniero aeronáutico Jiro Horikoshi, responsable del modelo del mítico avión 'Zero sen' utilizado por el Ejercito nipón entre 1940 y 1945. Con el terremoto que destruyó Japón en 1923 como fondo, junto a la posterior crisis y la Segunda Guerra Mundial, Miyazaki relata la obsesión de Horikoshi por los aviones y su historia de amor con Nahoko Satomi.

Miyazaki, cineasta, guionista, dibujante de manga y productor de dibujos animados 'animes' japoneses, el más prestigioso del país y también muy respetado por la industria occidental, nació en Tokio en 1941.

Pacifista de corazón y métodos, Miyazaki ha sido acusado de izquierdista tras el estreno de la película por no maquillar aspectos del pasado de Japón en la Segunda Guerra Mundial que las autoridades actuales preferirían olvidar, y que Miyazaki no esquiva. El cineasta nipón, 'fan' de Bugs Bunny (el más famoso dibujo de Looney Tunes) y de la actriz Lauren Bacall, a la que convenció para poner la voz a la bruja del castillo en otra de sus obras de arte, El castillo ambulante (2004) que fue nominada al Óscar .

Al maestro tokiota le llamaban 'el Walt Disney japonés', cosa que a él le desagrada bastante Con más de 40 años de carrera, las obras de Miyazaki están en la memoria de varias generaciones: de sus comienzos con su amigo Isao Takahata, con quien todavía trabaja, son sus diseños para la televisión de Heidi o Marco. Miyazaki debutó como director en la serie para televisión Conan, el niño del futuro (1978) y, en el cine, con su largometraje Lupin III: El castillo de Cagliostro.

En 1982 empezó el cómic de corte épico Nausicaa del valle del viento, que llevó al cine en 1984 y le convirtió en una celebridad. Ese año, Miyazaki y Takahata pusieron en marcha su propia productora, Ghibli, con la que ya podían competir cara a cara con las más grandes producciones americanas, hasta el punto de que al maestro tokiota le llamaban 'el Walt Disney japonés', cosa que a él le desagrada bastante.

Sus trabajos, tanto para niños como con lectura para adultos, son unas veces mezcla de culturas y estilos artísticos diferentes; otras, irradian pura fantasía de la mitología japonesa en una visión atemporal, que no distingue presente, pasado y futuro. En sus películas, muchas de ellas aderezadas con la música de Joe Hisaishi, siempre se encuentran referencias a la naturaleza y contra la contaminación y sus protagonistas, de grandes ojos negros y redondos, siempre son de ambos sexos, muchas veces con pasados mágicos o insólitos, y, a veces, vuelan.

'Mi vecino Totoro es una de las mejores películas familiares de la historia'

De sus manos han salido obras mayores de la animación mundial, como Mi vecino Totoro (1988), calificada por el reputado crítico Roger Ebert como 'una de las mejores películas familiares de la historia'. Entregado al detalle y al cromatismo, la creatividad de Miyazaki ha sido reconocida en diversas ocasiones. Su Princesa Mononoke (1997) fue Premio de la Academia nipona de Cine a la mejor película, y El viaje de Chihiro (2002), calificada de poema visual, fue Óscar al mejor filme de animación y Oso de Oro en Berlín, aparte de recibir otra treintena de galardones internacionales.

En julio de 2008 estrenó en Japón Ponyo en el acantilado, sobre la relación de un niño de cinco años con una princesa pez que quiere convertirse en humano y en 2010 escribió y planificó Arrietty y el mundo de los diminutos, que dirigió la joven apuesta de Ghibli Hiromasa Yonebayashi, llamado probablemente a continuar la obra del maestro; de hecho, ya prepara una secuela de Porco Rosso .

Mayazaki, trabajador incansable, define su proceso creativo como 'pensar, pensar y pensar' y defiende 'hacer todo a mano, incluso cuando se utiliza el ordenador'.