Público
Público

Otra maleta a la espera de explotar

La familia de un médico polaco que participó en las Brigadas Internacionales dona a Cultura un fondo fotográfico por desvelar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Su contenido es una intriga, lleva 75 años encerrado en una pequeña caja que llegó desde México al Ministerio de Cultura, para pasar a formar parte del archivo del Centro Documental de la Memoria Histórica de Salamanca. Sí se sabe que los 28 rollos de película flexible que alberga la pequeña caja contienen fotografías de la Guerra Civil española, así como de tomas de la vida de los campamentos de huérfanos y del viaje al exilio mejicano, desde Casablanca, de su autor, el médico polaco y brigadista internacional Emilio Rosenstein.

Ahora habrá que esperar a que los especialistas traten el material, porque el soporte de la película es nitrato, altamente inflamable, para después escanear los negativos, tal y como aseguró en rueda de prensa Severiano Hernández, subdirector general de los archivos estatales. Una vez se haya realizado se podrá saber qué valor tiene este fondo fotográfico.

Ivone Rosenstein, hija del médico, reconocía que su padre, que falleció hace diez años, 'se preocupó por documentar lo que vio, no fue un simple aficionado'. Aún así, nunca se atrevió a sacar de su casa esta pequeña caja con los tubos de plata antiguos de Kodak y Leica en los que se guardan los negativos, tal y como él la dejó.

Cuenta la hija de Emilio Rosenstein que su padre quiso ingresar en 1928 en la Facultad de Medicina de la Universidad de Varsovia, pero que su solicitud fue rechazada al haberse superado la cuota anual de judíos. Así que viajó hasta Francia a estudiar y se involucró en la lucha de la izquierda comunista por los derechos laborales. Desde allí, entró en España para luchar en la defensa de la República contra el fascismo, en la XI Brigada Internacional, la que se encargó de la defensa más cruda de Madrid, en la Ciudad Universitaria.

'Él no quería hablar de sitios ni de personajes', huía de sus recuerdos tal y como apunta su hija. Sí sabe que pasó por Madrid y Albacete, y muy probablemente estuviera en Guadalajara. 'En cuanto llegaba a puntos difíciles de sus recuerdos callaba rápidamente. Fueron momentos muy difíciles para él', recuerda su hija.

La segunda brigada en la que participó en el conflicto bélico español fue la de los tanquistas rusos y puede que el material documente ese paso. 'Estas fotos siempre han sido una gran preocupación para la familia', explicaba Ivonne dando a entender el tesoro del que se desprendía. Un tesoro familiar y personal, que todavía no puede tocar al resto de la memoria colectiva hasta que no se desvelen sus imágenes, porque nunca han sido positivadas.

De momento, el Ministerio de Cultura ha tratado unas pocas y ha encontrado vistas de la plaza de España de Madrid, de una barricada en las calles cercanas al madrileño mercado de san Miguel, una gran embarcación atracada en un puerto del Mediterráneo, una reunión de las brigadas de la cultura en la Casa de Campo. Y un retrato de grupo, posiblemente en Barcelona el día de la despedida de las Brigadas Internacionales, en la que aparecen, de izquierda a derecha, Isidoro Acebedo, Vicente Uribe (Ministro de Agricultura), Juan Negrín con traje blanco, Indalecio Prieto, Jesús Hernández (Ministro de Bellas Artes) y el jefe del Estado Mayor Vicente Rojo (con la indumentaria de coronel).

También hay 100 fotografías en papel, entre las que aparece alguna de su viaje a bordo del Santo Tomé desde Casablanca, en dirección a México. 'Documentó las condiciones del viaje. Aquello era como una pequeña Sociedad de Naciones', añadió Ivone Rosenstein.