Público
Público

El Manneken de la Prada enfada a los turistas en Bruselas

Ágata Ruiz de la Prada, "encantada" e "ilusionada" al tapar con pelotas al emblema de Bruselas durante todo el día

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es la primera vez que el Manneken Pis, la atracción turística por excelencia de Bruselas, amanece disfrazado o vestido de colores. Sin embargo, sólo excepcionalmente se ve al niño que orina con gracia para las fotos de los visitantes totalmente sepultado bajo una creación artística.

La diseñadora Ágata Ruiz de la Prada lo consiguió este martes, para el disgusto de los numerosos turistas que buscaban sin éxito su foto con el emblema belga. '¿Quién habrá hecho semejante tontería?', se preguntaba uno. Al enterarse, los visitantes fruncían el ceño. Lejos de admirar 'la creatividad y su espíritu empresarial que le han brindado una brillante carrera', según el comunicado oficial que presentaba a De la Prada, los visitantes lamentaban que la diseñadora hubiese 'tapado al completo' una atracción que recibe centenares de visitas al día.

'Venimos de lejos para verlo y nos encontramos con esta tontería', aseguró uno de ellos a Público. La lluvia persistente a lo largo de todo el día en la capital belga elevaba los grados de la indignación de algunos turistas. Los vecinos de la ciudad, mejor preparados para la lluvia, apretaban el paso e ignoraban la novedad, acostumbrados y aburridos de la estatua.

Del Manneken Pis, ya de por sí pequeño (mide 50 centímetros), sólo se ve hoy la cabeza. El resto es un embrollo de pelotas de colores. Lejos de apreciar la oportunidad exclusiva, uno de los turistas aprovechó para invitar a la diseñadora 'a taparse ella', provocando la risa de los presentes.

Ruiz de la Prada se encontraba este martes en Bruselas, donde además de su creación 'Manneken-Pis en pelotas' participaba en una exposición sobre trajes y literatura que incluye uno de sus diseños.

En declaraciones a los medios, la artista aseguró sentirse 'encantada' e 'ilusionada' por 'alegrar el día' a la capital europea. Sin embargo, reconoció que su creación no es perfecta. El diseño no está preparado para soportar la lluvia, una constante en Bélgica. La autora aseguró que la idea surgió rápidamente. Tras ver que el niño iba desnudo, De la Prada pensó 'inmediatamente' en las pelotas, jugando con la expresión española que las autoridades belgas tardaron en entender.

El Manneken Pis, probablemente bajo la misma lluvia, volverá este miércoles a orinar desnudo para los turistas.