Publicado: 08.03.2014 08:00 |Actualizado: 08.03.2014 08:00

La Marca España da el salto al Teatro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

"Todo es real, salvo alguna cosa", apunta el actor Alberto San Juan para definir "Marca España. Cuando las ovejas miran al monte", en la que firma puesta en escena y dramaturgia. "Marca España" es, después de "Autorretrato de un joven capitalista", una creación del Teatro del Barrio (Zurita, 20, Madrid) que busca "utilizar la realidad de aquí y ahora como materia prima para hacer teatro", un teatro que trata representarse a sí mismo como un "documental con finalidad política". Como ya afirmó el día que nació el Teatro del Barrio, toda la programación propia debe "contribuír a la agitación política y a fomentar la acción".

En "Marca España" están Ada Colau, Diego Cañamero, Teresa Forcades, Mariano Rajoy, Cayetano de Alba, Juan Antonio Reig Pla... No están en persona, sino representados por un elenco de nueve actores que suben al escenario para imitar situaciones reales que han ocurrido el pasado año. "Es una especie de panorámica o de fresco de la situación actual que junta voces que representan al poder, al sistema, con voces que luchan contra el sistema". 

Esa confrontación es uno de los objeticos del trabajo. Con ella, San Juan pretende ofrecer la perspectiva de una "oportunidad nueva, como define Forcades, en un momento en que la máscara de apariencia democrática y libertades está cayendo". Las élites, opina el actor, están en cuestión y la clave para cambiar la coyuntura pasa por evitar que sean sustituidas por otras élites y "asumir que cada uno ha de hacerse cargo de su vida en común".

Con "Marca España", San Juan edita una suerte de informativo con píldoras que cree deberían destacarse. Así, por ejemplo, se representará parte del discurso de Ada Colau en el Congreso, también el del banquero que la acompañaba; a Soraya Sáenz de Santamaría sollozando mientras habla de los desahucios; a Cayetano de Alba respondiendo a las preguntas de Jordi Évole; una homilía de Juan Antonio Reig Pla sobre el aborto, el adulterio, la homosexualidad, etc. 

"Todo es real, salvo alguna cosa, que decía Rajoy, a nadie se le ha puesto una palabra que no haya dicho, simplemente se les ha recortado", señala el director. Sobre la interpretación, destaca que para que quedasen verosímiles, han tenido que "humanizar a las voces que representan el poder y quitarle emotividad, indignación, afán de justicia, a quienes representan las voces contra el poder", porque, en caso contrario, "resultaba demasiado maniqueo, inverosímil. "La primera vez que una de las actrices interpretó a Soraya hablando de los desahucios, lo hizo tal cual y no resultaba nada creíble", recuerda. La única persona que sí puede variar es el rey. La tentación, asegura San Juan, era excesiva. 

Tres meses después del nacimiento del Teatro del Barrio, Alberto San Juan, uno de sus principales impulsores, reconoce que si bien funciona, su mantenimiento es difícil: "Hay unos gastos brutales, de alquiler, luz, agua, sueldos, impuestos... Conseguir que los ingresos cubran los gastos cuesta mucho". 

Hasta hoy, el Teatro ha contado, cada vez más, con muchas actividades que son de entrada libre. No obstante, San Juan se reconoce satisfecho por lo vivo que está el escenario. "Participa mucha gente y se están aportando muchas cosas". El público, por ahora, responde a la llamada de una revolución pendiente desde el teatro y desde el barrio: "Necesitamos juntarnos para ver qué es lo que pasa. La base del Teatro es la idea del colectivo, de pensar juntos, de actuar juntos en la creencia de que solo la participación ciudadana puede cambiar las cosas para construir algo más parecido a una democracia, con su sistema de derechos y libertades".