Público
Público

María Valverde se enfrenta al exilio en 'La mujer del anarquista'

Juan Diego Botto es el esposo, amor incondicional de la protagonista, en una historia ambientada en la Guerra Civil española y la posguerra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actriz María Valverde da vida a Manuela en La mujer del anarquista, una coproducción entre España, Francia y Alemania, dirigida por Marie Noëlle y Peter Sher. Juan Diego Botto es el esposo, amor incondicional de la protagonista, en una historia ambientada en la Guerra Civil española, la posguerra y el exilio. Ivana Baquero, Nina Hoss, Adrià Collado e Irene Visedo, completan el reparto de este filme, que se estrena el próximo viernes.

Manuela es una mujer enamorada que espera en el Madrid sitiado por el ejército de Franco, junto a su hija Paloma, a que su marido Justo, un anarquista que lucha en el frente republicano, regrese de la batalla. Tras la guerra, Justo tiene que exiliarse en Francia y Manuela no vuelve a saber de él hasta muchos años después.

'Me enfrenté a este personaje con muchas anotaciones de la directora, pero también de mi abuela', detalló la joven actriz , que ayer estrenó además en el centro Dramático Nacional la obra Llueve en Barcelona, de Pau Miró. Valverde hizo la prueba para encarnar a la hija del matrimonio protagonista, si bien al final consiguió hacer de Manuela, pese a su juventud.

La mujer del anarquista cuenta, según explicó ayer en Madrid su codirectora, una parte de la Guerra Civil que no había quedado reflejada en la gran pantalla: la de personas que perdieron sus raíces en el exilio. Y más que una película sobre la guerra, es sobre las secuelas de esta y, sobre todo, gira torno a la historia de amor de sus dos protagonistas, según detalló.

Noëlle explicó que el germen de esta historia parte de una realidad: la de sus abuelos, también exiliados de la guerra, y del amor que les unía. Esa fuente biográfica le sirvió a Noëlle para escribir el guión. Al mismo tiempo, agregó, trata de 'las heridas de los dos bandos'. 'En España hay que hablar y reconciliarse con esa memoria', consideró la codirectora y guionista.