Publicado: 23.04.2015 17:06 |Actualizado: 23.04.2015 19:09

Los alcaldables se dejan ver en Sant Jordi a dos semanas de la campaña del 24-M

Ada Colau aparca la firma de libros y debuta como candidata en el día del libro y la rosa. Los dirigentes de las formaciones políticas intensifican sus apariciones en las calles de Barcelona.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Los candidatos a la alcaldía de Barcelona aprovechan la Diada de Sant Jordi para intensificar sus apariciones / J.X

Ada Colau, candidata de BComu, se hace una foto con un simpatizante en Sant Jordi. J.X

BARCELONA.- Sabemos que cada cuatro años los Juegos Olímpicos monopolizan el televisor durante el mes de agosto y sabemos también que cada cuatro años los políticos monopolizan las calles de Barcelona durante la Diada de Sant Jordi. ¿Por qué? Pues porque hay elecciones municipales en mayo y no hay jornada más idónea para que los candidatos a la alcaldía opinen, interactuen y prometan delante de las cámaras, los micrófonos y los ciudadanos. Este año, como en 2003, 2007 o 2011, tampoco ha sido una excepción: las principales formaciones políticas han intensificado sus tradicionales paseos matutinos por Barcelona con el objetivo de convertir palabras en votos.



El pistoletazo de salida lo ha realizado el President de la Generalitat, Artur Mas, a primera hora de la mañana. En su declaración institucional ha llamado a los catalanes a combatir colectivamente todos los "dragones" -en alusión a la leyenda del héroe de Sant Jordi que rescató a la princesa del monstruo- que no respetan "la dignidad de Catalunya como pueblo ni su voluntad de gobernarse". Como era de esperar, los 'dragones' de Mas han circulado de corrillo en corrillo, convirtiéndose en el denominador común de las intervenciones posteriores.

En el expositor del Partido Popular, su líder en Catalunya, Alicia Sánchez Camacho, era de las primeras en dejarse ver y lo hacía para cargar contra el presidente catalán: "Lamento que, en un día de hermandad, el presidente esté hablando de dragones. Mientras él prefiere hablar de dragones y espadas, el PPC prefiere hablar de la rosa, símbolo de convivencia entre millones de catalanes con el resto de españoles y europeos". Asimismo, la líder popular se atrevía a pronosticar que el próximo 27S no habrá elecciones "por problemas de pareja" entre Junqueras y Mas. A Sánchez Camacho le acompañaba también el alcaldable y hermano del Ministro de Interior Alberto Fernández Díaz, quien ha lamentado la apuesta independentista del alcalde Trias: "solo le falta substituir la cruz de Sant Jordi del escudo de Barcelona por la estelada".

Precisamente Trias ha sido de los pocos que no se ha dejado ver por las calles y únicamente ha manifestado, desde el patio del Ayuntamiento de Barcelona, que "la fiesta de Sant Jordi nos proyecta al mundo" y "es el día más bonito del año en la ciudad". En la concurrida Rambla Catalunya aguardaba la caseta de su partido, CIU, donde se repartían puntos de libro con un eslogan bien claro: 'contigo iremos más lejos. Hagamos camino hacia el 27S'.

El líder de Ciudadanos aprovecha la Diada de Sant Jordi en Barcelona / J.X

El líder de Ciudadanos aprovecha la Diada de Sant Jordi en Barcelona / J.X

Rivera reclamaba por enésima vez que Sant Jordi se convierta oficialmente en la Diada de Catalunya.

El espacio del PSC estaba a escasos metros, y hasta allí se ha desplazado su candidato a la alcaldía, Jaume Collboni, para explicar que afronta la campaña electoral que arrancará en dos semanas con optimismo: "seré el próximo alcalde de la ciudad". Cabe recordar que la capital catalana estuvo 32 años gobernada por los socialistas, una hegemonía que CIU rompió en 2011. Para postularse de nuevo como alternativa al cambio, Collboni ha confesado que le regalará a Trias el libro La economía de las desigualdades, de Thomas Piketty. También ha hecho hincapié en el papel de la industria editorial y cultural para el crecimiento de la ciudad: "son una fuente de empleo y riqueza para Barcelona".

En el expositor de Ciudadanos, Albert Rivera, líder del partido, también arropaba a su alcaldable, Carina Mejías. Rivera reclamaba por enésima vez que Sant Jordi se convierta oficialmente en la Diada de Catalunya -en lugar del Onze de Setembre- y ha exigido "valentía" a Artur Mas para convocar las elecciones del 27S: "No puede ser que tenga a los catalanes en vilo porque está pendiente de las municipales y de un pacto con ERC". Rivera, por cierto, se ha dejado ver con su look más informal -tejanos y chaqueta azul- y ha tenido que tranquilizar a un ciudadano que se le ha acercado, algo excitado, para pedirle que no pactara con el PP.

En la caseta de ERC, ubicada en Las Ramblas, su líder, Oriol Junqueras ponía el foco en las elecciones del 27 de septiembre, una fecha que no ve peligrar y donde según él, "tendremos la oportunidad de votar, de ganar y de hacer un país independiente, limpio y justo". Cuestionado sobre las posibles dudas de CIU a la hora de fijar esta fecha en el calendario, Junqueras se mostraba convencido de que "los acuerdos" sobre su convocatoria "serán cumplidos". Alfred Bosch, candidato de ERC a la alcaldía, y el popular periodista Justo Molinero, han sido los encargados de arropar al líder del partido. Bosch, que ejerce también como portavoz del partido republicano en el Congreso de los Diputados, pedía "votar independencia" en las municipales y en las autonómicas para que "el 'dragón' no nos haga más daño".

Por su parte, Joan Herrera, coordinador general de ICV, mostraba su preocupación sobre lo que considera "un chantaje" de CIU a ERC. El líder del partido ecosocialista, que se presenta a las municipales dentro de la candidatura de Barcelona en Comú, espera que Junqueras "no permita ni acepte" que Mas avance las elecciones a costa de ceder "en las políticas de recortes y privatizaciones".

Colau ha dicho contestando a Mas: "También debemos combatir contra los dragones de la corrupción y los recortes".

Ada Colau, líder de Barcelona en Comú (BEC), ha vivido su primer Sant Jordi como candidata a la alcaldía de la capital catalana. Acostumbrada a su rol de activista y escritora -en las festividades de 2013 y 2014 estuvo firmando su libro ¡Sí se puede! en varias casetas-, en esta ocasión ha estado charlando con los ciudadanos del centro barcelonés y ha atendido a los medios en la Plaça Catalunya, cerca de la sucursal del BBVA donde la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) realizaba un escrache. "Mi candidatura está comprometida con el derecho a decidir y por lo tanto lucharemos contra los dragones autoritarios que quieran impedirlo", aseguraba Colau en alusión al discurso de Mas. A diferencia del President, sin embargo, Colau matizaba: "también debemos combatir contra los dragones de la corrupción y los recortes, en Catalunya y en el Estado español". Posteriormente, la alcanzable ha visitado algunas librerías del centro barcelonés y ha felicitado "a las editoriales independientes que siguen dinamizando nuestro mundo literario". Indirectamente, Colau estará presente en este Sant Jordi a través de cinco libros en los que su testimonio aparece en forma de entrevista, como el No estamos solos, del Gran Wyoming o Momentum, de Orencio Osuna.

Una de las anécdotas de la jornada la ha protagonizado el President de la Generalitat, Artur Mas, cuando ha mostrado ante las cámaras el libro que le ha regalado su esposa, La formación d'una identidad. Una historia de Catalunya, del escritor e historiador Josep Fontana. Pues bien, Fontana es uno de los miembros de BEC que cerrará la lista en las próximas elecciones municipales. ¿Le habrá hecho gracia a Trias?