Publicado: 06.11.2013 20:22 |Actualizado: 06.11.2013 20:22

¿Mató George Lucas a Jar Jar Binks en el Episodio I de Star Wars?

Una escena supuestamente eliminada del montaje final muestra un desenlace fatal para el personaje más polémico de 'Episodio I: La amenaza fantasma'

 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Hubieras matado a Jar Jar Binks en La guerra de las galaxias? Puede que George Lucas lo tuviera en mente como demuestra una escena presuntamente eliminada del montaje final y que ahora ha salido a la luz. La secuencia revela un abrupto y fatal desenlace para el personaje más polémico del Episodio I: La amenaza fantasma.

El inquieto y deslenguado gungan interpretado por Ahmed Best es posiblemente uno de los personajes más odiados de toda la saga de Star Wars. No es de extrañar, por tanto, que la escena eliminada en la que Jar Jar Binks muere sea, con independencia de su autoría, una joya muy disfrutable para los fans de La guerra de las galaxias.

La secuencia en cuestión tiene lugar cuando Jar Jar llega a Naboo en una nave acompañado de los dos caballeros jedi Obi-Wan Kenobi (Ewan McGregor) y Qui Gon Jin (Liam Neeson). Procedentes de la ciudad submarina de Otoh Gunga, los tres acuden al rescate de la reina Padmé Amidala (Natalie Portman).


Deben contar con el factor sorpresa, así que intentan acceder desde la propia nave surgida de las profundidades hasta los muros de la ciudad. Trabajo fácil para los jedi, pero no tanto para el torpón Jar Jar que debe saltar antes de que su transporte se precipite por una cascada.

"¡Vamos Jar Jar, muevete!", le grita Qui Gon Jin. Es entonces cuando la nave cae y justo antes Jar Jar salta salvando milagrosamente su vida... o no. Ya que en esta escena eliminada el gungan se queda dentro de la nave que se precipita por la cascada y se estrella violentamente contra una roca.

Ese hubiese sido, presuntamente, el final de las aventuras de Jar Jar Binks en Star Wars. Un personaje al que luego también vimos, aunque en dosis mucho más controladas en El Episodio II: El ataque de los clones (2002) y en el Episodio III: La venganza de los Sith (2005).