Público
Público

"Me suena, ¿es un autor, no?"

Los adolescentes apenas conocen la figura del poeta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'¿Es un autor, no?'. La respuesta rápida, pero un tanto insegura, le sale a Álex, de 18 años, nada más oír el nombre de Miguel Hernández. Está fumando un cigarrillo junto a su amigo Fernando en la puerta de un instituto público de Madrid y la expresión de los dos chavales es la misma que si el profesor hubiera entrado en la clase con un examen sorpresa. 'Pero, ¿ me suena, eh?', añade al instante. 'Es que hace ya tiempo que lo dimos y fue de refilón', le ayuda su amigo.

Estas son las respuestas habituales recibidas por este periódico tras preguntar por el poeta en varios colegios madrileños. A todos les suena, todos creen saber que es un escritor, pero cuando se trata de nombrar alguna obra, el silencio gana la batalla.

'No hay tiempo para desarrollar bien a un escritor', dice una profesora Si acaso, algunos se acuerdan de Nanas de la cebolla y de la Elegía a Ramón Sijé. 'Bueno, es que no tenemos una lectura obligatoria', se excusa Patricia, de 1º de Bachillerato, para quien, sin ninguna duda, Hernández forma parte de la Generación del 27.

Según los planes de estudio de la enseñanza secundaria y el bachillerato, la figura de Miguel Hernández no se empieza a estudiar hasta 4º de la ESO (16 años). En el manual de literatura de este curso se hace un recorrido desde el siglo XVIII hasta la actualidad. Sin embargo, como señala la jefa del departamento de Lengua del colegio San Saturio, Carmen Bazaco, 'apenas hay tiempo para desarrollar algún autor'. Uno de los obstáculos es que 'muchas veces hay que enseñar nociones de lengua que ya deberían estar aprendidas de otros cursos, como los sintagmas'. El resultado: la obra del alicantino pasa casi desapercibida. 'Y de su figura como militante, ya nada de nada', añade esta profesora, que aparte de estos problemas con los planes de estudio, no se explica por qué los alumnos no retienen a Hernández.

'Sé que combatió en el bando republicano, pero nada más y que forma parte de la primera mitad del siglo XX', afirma contundente Miguel, estudiante de 16 años. Es lo que ha oído en la televisión o leído en internet. Nadie se lo ha enseñado en el colegio. 'A la Guerra Civil casi nunca llegamos y si se da algo es la historia militar. Te quedas con Buero Vallejo y con Lorca', reconoce su amigo Álvaro.

De Lorca, sin embargo, los alumnos señalan varias de sus obrasPrecisamente, del poeta granadino los conocimientos no escasean. Álvaro es capaz de recitar de corrido varias de sus obras: 'Hombre, claro, Poeta en Nueva York, La Casa de Bernarda Alba o Bodas de sangre'. Ahora bien, cuando se trata de Hernández, la mente se queda en blanco.

Sin embargo, durante los últimos meses, y con motivo del Centenario, no son pocos los colegios que han homenajeado a autor de El rayo que no cesa. El pasado mes de abril, en el distrito madrileño de Vallecas, 25 colegios públicos y concertados, cinco institutos y diez escuelas infantiles participaron en cerca de 300 actos sobre la figura del poeta. Y ayer, 170 alumnos de entre 16 y 17 años leyeron poemas del alicantino en el Salón de Plenos de la Diputación de Málaga. Para el escritor y militante Marcos Ana este es el camino a seguir con los jóvenes: 'Miguel Hernandez es básico para construir nuestra memoria histórica. Recordarle viene bien para que los jóvenes sepan lo que ocurrió en España y que no vuelva a pasar'. Una tarea pendiente de los planes de estudio.