Público
Público

"Lo mejor con Almodóvar es dejarse llevar"

Elena Anaya, protagonista de 'La piel que habito', charló con los lectores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La primera prueba que Pedro Almodóvar le hizo a Elena Anaya (Palencia, 1975) para el papel de Vera en La piel que habito acabó con un festín de jamón de jabugo. 'Fue increíble, aquel día Pedro me dirigió como si fuéramos a rodarla en ese momento, con la misma precisión y certeza del rodaje', recordó la actriz en el chat que mantuvo con los lectores de Público.

Esa misma minuciosidad se reprodujo una vez que el director gritó ¡Acción! en el caserón de Toledo donde transcurre la decimoctava película del manchego: 'Es muy difícil improvisar con Pedro porque es un director muy concreto, que conoce muy bien a los personajes y sus universos. Lo mejor con Almodóvar es dejarse llevar', apuntó Anaya, que confesó sentirse fascinada por ser la nueva chica Almodóvar. '¿Quién no ha deseado serlo?', apostilló.

Anaya, que encarna a una mujer secuestrada por un cirujano obsesionado con reproducir la piel de su mujer muerta (papel interpretado por Antonio Banderas), explicó que se inspiró en Natascha Kampusch, secuestrada durante más de ocho años por Wolfgang Priklopil en Austria. 'Fue el único referente que encontré para entender la mente de un ser absolutamente cruel y despiadado. Ella sobrevivió, como mi personaje, a pesar del infinito castigo, un ejemplo de valentía y de superación extraordinarios', explicó.

La actriz, que vuelve en La piel que habito a ponerse bajo las órdenes de Almodóvar después de su breve aparición en Hable con ella (2004), admitió que comparte con su personaje 'la capacidad de supervivencia y la necesidad de mantener su identidad a salvo'.

La contención y la fuerza que desprende Elena Anaya al interpretar a Vera, no la desgasta, como tampoco otros de los muchos personajes complejos que ha encarnado en su carrera. 'Es lo contrario, me enriquecen y liberan. Mi oficio me enseña a vivir', confesó.