Público
Público

"Mi primera entrevista fue a un mudo"

Jesús Quintero. Periodista. Intérprete de sí mismo, este loco, como dejó dicho Chesterton, lo ha perdido todo menos la razón. Y la guasa, claro está

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sí, es así. La misma cadencia hipnótica, los silencios que se eternizan hasta que al final da con una frase ingeniosa, o con una cita enigmática, o con una idea desconcertante que se queda prendida en el aire, sugiriendo más que sentenciando. El mismo Jesús Quintero que lleva 5.000 entrevistas a sus espaldas está ahora de frente, presto para responder. 'No hay diferencia entre el Quintero que está aquí y el otro', advierte.

Y, no obstante, es un consumado actor. No es sólo que quisiera serlo de niño y abandonara la idea porque 'para interpretar a Hamlet había que ser demasiado bueno'. Es que al final lo logró. 'Opté por interpretarme a mí mismo. Y así nace el Loco de la Colina, que no estaría en el alma de tanta gente si no fuera cierto que he sobrevolado el nido del cuco'.

¿Qué preguntarle al maestro de la entrevista, que atesora más de 500 libros sobre el género? ¿Con qué bala disparar a un cazador? Tendrá que ser una entrevista sobre la entrevista. Y él responderá con un decálogo de titulares de libro: 1) 'Mi primera entrevista fue a un mudo. Me puse un magnetófono en bandolera, salí a la calle y al primero que vi le empecé a preguntar. A la tercera pregunta descubrí que era mudo'. 2) 'Para entrevistar a Lopera no me leería los autos judiciales. Vería la saga de El Padrino'. 3) 'Somatizo a los personajes. Me siento asesino cuando entrevisto a un asesino'. 4) 'Los que más me han dicho que no son el rey y Tejero'. 5) 'Me gustaría entrevistar a Bin Laden, al rey, a Obama, a mi madre y a Dios'.

'Los que más han rechazado mi invitación son el rey y Tejero'

Seguimos: 6) 'Me sirve más el psicoanálisis que el periodismo para entrevistar'. 7) 'Orson Welles dijo que la radio es una mina abandonada. La televisión es una mina saqueada'. 8) 'Hoy no veo grandes preguntas en el periodismo'. 9) 'Una entrevista sin humo no es igual'. 10) 'La buena entrevista es la que conduce gentilmente al otro a lo que es'.

Si esta entrevista fuera de las buenas (cosa que dista de estar clara), depararía la aproximación a lo que es El Loco. Y aquí hay que evitar que el reverso místico oculte al lúdico.

Al margen de su vis poética, es un auténtico cachondo, un bromista descacharrante que disfruta jugueteando con la confusión, asomándose al absurdo y recuperando anécdotas en continuos cambios de tono y de ritmo, mirando de soslayo la reacción de su interlocutor. 'A Aznar le pregunté si fue punki', recuerda. Y se ríe generosa y silenciosamente.

Nacido en 1940 en San Juan del Puerto (Huelva), Jesús es quizás el gran referente de la televisión y la radio de autor en España, de búsqueda de la calidad en el guión y en el uso de la música y la ambientación. Su trayectoria (tomen aire: El perro verde, El lobo estepario, Cuerda de presos, El vagamundo, El Loco de la Colina, Ratones coloraos, donde sigue, en Canal Sur) no se acaba en la faceta de entrevistador. También director y productor, ahora vuelca sus ilusiones en el Teatro Quintero, en el corazón de Sevilla. También prepara un libro de título no demasiado elíptico, Mis queridos hijos de puta, que contará 'la comunicación por dentro'. 'Me dicen en la editorial que no me van a hablar ni mis amigos, así que no sé qué haré al final', duda.

'Antes de entrevistar a Lopera vería la saga de El Padrino''

Del libro cabe esperar detalles sobre la famosa entrevista censurada por TVE a José María García. 'Me quedé de piedra. Y luego me sentí solo. Solo de mis compañeros, solo de la academia. Menos mal que siempre puedes decir bueno, pues me voy'.

A Quintero, que ha visto pasar frente a su micrófono a ministros y vagabundos, ¿qué personajes le llegan al alma? Los héroes románticos. Como Fernando Villalón, un ganadero 'que se arruinó cruzando toros porque quería sacar uno con los ojos verdes'. 'Hay que estar colgao, pero qué bello', dice. O Zinedine Zidane. 'Qué gloria bendita de cabezazo al italiano. Y que después lo nombraran embajador de la paz. ¡Qué maravilla!'.

O como José Tomás, 'el único que se juega la vida de manera romántica', en su opinión. Y además, matiza, sin hacer publicidad, actividad que le levanta las tripas. 'Ni por todo el oro del mundo haría un anuncio', jura.

Quintero en un anuncio. Sí que sería curioso, sí.

Aunque quizás de un brebaje contra la cordura...

01 Un libro

Poesía, poesía, poesía...

02 Una canción

‘The fool on the hill’

The Beatles

03 Una película

‘La escapada’

DINO RISI

04 UNA ESCAPADA

El viaje al interior

05 una prenda

Las gafas

06 un plato

Un plato blanco lleno de bolitas negras

07 un icono sexual

Aún no conocí a mi Venus