Público
Público

Michael Stipe: "El fin de REM fue una liberación"

El vocalista de la banda estadounidense piensa que son el únicos en la historia de la música que se separan "sin peleas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Michael Stipe, el líder de la banda de rock estadounidense REM, cree que la disolución del grupo ha supuesto una 'liberación' para sus miembros. La voz de Losing My Religion, opina que han sido lo suficientemente 'inteligentes' para dejarlo a tiempo.

'Es un momento triste pero, a la vez, tenemos una sensación de liberación, de que hemos hecho lo correcto', señaló en una entrevista el vocalista, que presume de encabezar 'la primera banda de la historia que se disuelve sin peleas y sin que ningún miembro haya muerto o haya tenido problemas con las drogas'.

Stipe, el bajista Mike Mills y el guitarrista Peter Buck anunciaron su separación musical hace un mes a través de un comunicado, después de 31 años en los que la banda ha vendido 85 millones de discos de un rock que en sus primeros tiempos llevó la etiqueta de alternativo.

Sentado junto a Mills en un lujoso hotel de Londres, Stipe hizo balance de una carrera que comenzó en 1979, cuando los componentes originales de REM abandonaron la universidad para dedicarse a un proyecto que alcanzó su mayor éxito en 1991 con su séptimo disco, Out of time.

'Aquello cambió nuestro mundo', recuerda el cantante, apoyado por su compañero: 'comenzamos a ir a tocar a Israel, Paraguay, Singapur y a otros lugares sobre los que a duras penas habíamos oído hablar'. Stipe y Mills coinciden en que van a echar de menos salir al escenario como banda, pero al mismo tiempo sienten que este era el momento idóneo para separarse 'con la cabeza muy alta'.

'Ya tenemos más de 50 años. Yo, que soy el más joven, tengo 51, y llevo en esto desde antes de los veinte. No ha sido una decisión fácil, pero estamos todos de acuerdo en que lo mejor es irse en uno de los momentos álgidos del grupo', señaló Stipe.

 

El cantante estadounidense, nacido en Decatur, una población de 18.000 habitantes en el sureño estado de Georgia, se mostró orgulloso de haber logrado el éxito sin comprometer su 'integridad' por el camino. 'Hemos cometido errores a lo largo de nuestra carrera, pero por lo menos fueron nuestros errores, no los de un mánager, un agente o una compañía discográfica. Siempre escuchamos los consejos que nos dio todo el mundo, y luego hicimos lo que creímos mejor, lo que quisimos', relató Stipe.

Del mismo modo, REM se disuelve sin que intervengan 'fuerzas externas' ni 'problemas internos', sino por una decisión 'consensuada' del grupo, sostuvo el músico. Ambos componentes de la banda tienen claro cuál fue el momento más duro de su carrera: cuando el ex baterista Bill Berry se desplomó sobre el escenario tras sufrir un aneurisma cerebral en 1995, un episodio del que logró recuperarse.

¿Y el momento más feliz de REM? '¡Dejarlo!', respondieron Mills y Stipe entre risas. Antes de buscar nuevos horizontes por separado, la banda brindará como último legado a sus incondicionales tres temas inéditos que aparecerán este mes incluidos en un disco recopilatorio.

A month of saturdays (Un mes de sábados), We all go back to where we belong (Todos volvemos al lugar a donde pertenecemos) y Hallelujah (Aleluya), ponen el punto y final definitivo a una de las bandas de rock más influyentes de las últimas décadas.

Precisamente, un mes de sábados es lo que vislumbra a corto plazo Stipe, que se va a tomar 'unos cuantos meses de vacaciones' para disfrutar de la 'extraña sensación' de no hacer nada. 'Después, ya veremos, aún no sé qué voy a hacer. Esta es una gran oportunidad para que cada uno de nosotros salga ahí, con todo lo que hemos aprendido en REM, y haga cosas distintas. Somos lo suficientemente jóvenes y listos para hacerlo', dijo el cantante.