Público
Público

Un minino bipolar

A diferencia de la sucesión de sketches de Shrek, el filme posee continuidad argumental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

EN SÍNTESIS

Adoptado por una bondadosa mexicana, el Gato con Botas es feliz. Hasta que todo se tuerce.

COMENTARIO

Desde su aparición en Shrek 2 quedó claro que la franquicia se le quedaba pequeña al carismático minino. El Gato sobresalía entre la miríada de colegas de los cuentos tradicionales por su personalidad de héroe de acción. Esta bipolaridad late aquí. A diferencia de la sucesión de sketches de Shrek, el filme posee continuidad argumental: la reparación del honor mediante una serie de enfrentamientos, muy bien solventados a ritmo de spaghetti western. Pero el frenesí se detiene para dar paso a la aburrida deconstrucción del cuento popular. El final nos hace fantasear con lo que pudo ser y no fue: la mejor película de aventuras del año.

Director: Chris miller

Género: animación

Nacionalidad: EEUU

Reparto (voces): Antonio banderas, Salma Hayek

Duración: 90 minutos