Público
Público

El Ministerio del Tiempo Cayetana Guillén Cuervo: "El Ministerio es más una serie de aventuras en esta tercera entrega"

'El Ministerio del Tiempo' regresa esta noche (a partir de las 22:40 horas en TVE) con una tercera temporada muy cinematográfica, muy de aventuras y con muchos más exteriores tras la entrada en escena de Netflix.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2
Comentarios:

Cayetana Guillén Cuervo es Irene Larra en 'El Ministerio del Tiempo'.

La espera ha terminado y después de semanas de incertidumbre ha llegado el día del estreno de la tercera temporada de El Ministerio del Tiempo. Con el tiempo en los talones, como se titula el primer capítulo en un claro homenaje al personaje histórico que lo protagoniza, Alfred Hitchcock (José Ángel Ejido), podrá verse esta noche, a partir de las 22:40, en TVE. Compuesta de 13 nuevos episodios y con el apoyo de Netflix detrás, El Ministerio del Tiempo regresa como una “serie más de aventuras” como quería Javier Olivares para esta tercera temporada, según explica Cayetana Guillén Cuervo, que entre plano y plano de un rodaje que aún continua ha encontrado un hueco para hablar con Público sobre la serie y sobre su personaje.

A sus fans, los cayetaners, Guillén Cuervo les pide paciencia, que estén tranquilos porque esta temporada habrá mucha Irene Larra. “Que no se pongan nerviosos que al principio Irene tiene menos presencia pero que luego va cogiendo peso”, es su mensaje. En esta nueva tanda de episodios se conocerá un poco más el pasado de uno de los personajes mejor valorados de una serie que se caracteriza por su “nivel de exigencia de guion y de realización”.

Sin Rodolfo Sancho como Julián ya en las filas del Ministerio, el personaje de Pacino (Hugo Silva) regresa de nuevo a la patrulla junto a Alonso (Nacho Fresneda) y Amelia (Aura Garrido). Esta última con algo menos de presencia esta temporada ya que el retraso en la producción hizo que se le solapase el rodaje con un curso de actuación con el que se había comprometido hace mucho. Y es que en El Ministerio del Tiempo es el que es y en su caso cuando se habla de renovaciones y fechas de estreno es un auténtico misterio.

Después de muchos rumores y desmentidos, por fin ha llegado el momento del estreno. ¿Cómo se lleva esta incertidumbre desde dentro?

Bueno, a nosotros también nos agobia un poco porque parece como que tenemos una información que no damos y realmente no es así, no los sabíamos tampoco. La cadena lo hace con la mejor intención para que no contraprogramen cosas que puedan hacer daño al estreno. Nadie tiene mala idea en eso. Son estrategias o formas de intentar proteger el producto. Pero ya salimos, a ver qué tal.

Con ‘El Ministerio del Tiempo’ parece que está siempre todo como en un limbo. La renovación, el estreno… ¿Cómo le afecta esto como actriz?

La verdad que es hago muchas cosas a la vez y ando como loca de acá para allá todo el día. Se me superponen las cosas y llevo un año un poco con la lengua fuera. Pero bueno, sacándolo todo adelante con la ayuda de todos los equipos. Ponen lo mejor de su parte para que pueda llegar a las cosas. Respecto a otros proyectos, yo aposté por el Ministerio. Dije que no a otras cosas, me la jugué un poco, pero luego me salió bien.

Con tanto proyecto como tiene, da la impresión de tener el síndrome del freelance. ¿No le dice a nada que no?

(Risas). No realmente. Tú aceptas un proyecto y no sabes que te va a salir otro que también vas a aceptar porque no quieres dejarlo pasar. Entonces, al final, se te van acumulando y a veces salen a la vez que es lo que ha pasado ahora.

¿Qué hace en esos casos?

Le quito horas al sueño.

En el capítulo que sirve de arranque de la primera temporada, con Alfred Hitchcock como protagonista, hay muchas capas. Uno se puede quedar en que es una historia de espías y disfrutarlo. Pero, si se es fan del cine de Hitchcock, se vive de una manera más intensa.

"El primer capítulo es todo un homenaje muy de cinefilia"

Es todo un homenaje muy de cinefilia. No solamente por ‘La ventana indiscreta’, sino porque Marc [Vigil] realmente ha hecho un homenaje grabando con los mismos tipos de plano, los mismos puntos de vista de la cámara. Realmente es lanzarse al vacío, pero como el ministérico es muy exigente, tenía que ser así.

Este primer episodio, ‘Con el tiempo en los talones’, que los medios ya hemos podido disfrutar, pone el listón muy alto para el resto de la temporada. ¿Van a ser todos así de buenos?

"Decir a los cayetaners que no se pongan nerviosos que al principio Irene tiene menos presencia pero que luego va cogiendo peso, que luego pasa"

Yo creo que sí, que van a ser todos así, porque todos son de directores estupendos donde uno gustará menos y otro gustará más pero son todos del mismo nivel de exigencia de guion y de realización. Por mi parte, decir a los cayetaners que no se pongan nerviosos que al principio Irene tiene menos presencia pero que luego va cogiendo peso, que luego pasa.

La temporada pasada vivimos un episodio con su personaje y Velázquez de misión, ¿habrá más misiones para Irene Larra esta temporada?

Sí, sí. Habrá más misiones de Irene. Lo que pasa es que en la primera parte los del Ministerio estamos mucho en el Ministerio. La historia está mucho en las misiones y entonces estamos menos presentes. Pero todo llega, como en las series americanas, luego los secundarios se ponen en primer plano.

¿Qué más nos puede contar de la tercera temporada sin desvelar mas de la cuenta?

Pues que hay personajes estupendos. Como tú has dicho, está Hitchcock, vamos a poder ver a Paco Rabal, a Buñuel, a Juan Antonio Bardem, a la Duquesa de Osuna, la de Alba, a Goya… Es que tampoco quiero pasarme y contar algo que no deba. A Irene Larra la vamos a conocer más en profundidad.

Dice que vamos a conocer más a su personaje. Por la información que nos han pasado a los medios, sabemos que vamos a conocer a su marido, ¿qué se puede avanzar?

"Se va a conocer más mi pasado, se van a dar más datos sobre el carácter de Irene Larra, sobre lo que le pasó por ser homosexual"

No sabía que ya lo habían contado. Pues sí, se va a conocer más mi pasado, se van a dar más datos sobre el carácter de Irene Larra, sobre lo que le pasó por ser homosexual, cómo la trataron. La trataron como una enferma, por eso ella quiere quitarse de en medio. Es cuando llega Leiva y la capta como funcionaria del Ministerio, como agente.

El último episodio de la segunda temporada servía de cierre de temporada, pero podría haber sido un cierre de serie perfecto. Entonces aún no se sabía si renovaría. ¿Ocurre igual en la tercera? ¿Viven cada temporada como si fuese la última?

Espero que no, no lo vivimos así. Creo que eso se deja un poco en el aire a ver qué pasa. También por las fuerzas de Javier Olivares, porque es un desgaste tremendo y no sé si él pensará que esto ha llegado ya a un cierre o que puede ir a más.

Unas de las cosas que más se comenta y alaba de ‘El Ministerio’ es que todo el que pasa por él, aunque sea para una escena de unos minutos, brilla. ¿A qué se debe?

"Es una serie de mucha calidad y cuando estás rodeado de los mejores todo te luce más"

Es verdad, me parece una preciosidad de trabajo del jefe de casting, Amado Cruz, que hace un trabajo buenísimo. No deja pasar ni un solo episódico ni de reparto. Todo está muy medido y examinado y la verdad que creo que es uno de los éxitos de la serie. Es una serie de mucha calidad y cuando estás rodeado de los mejores todo te luce más.

Otro de los comentarios más repetidos es que ‘El Ministerio’ siempre ha tratado al espectador como alguien inteligente.

Es así, porque el espectador es alguien inteligente. Además, el perfil del público que tiene ‘El Ministerio’ es muy exigente. Y como Javier Olivares y todo el equipo también lo son, pues entonces no se baja el listón.

Ahora tienen a Netflix detrás, ¿en qué se nota su presencia?

Sobre todo lo notan a nivel de producción. Es lo que quería Javier [Olivares], sacar más la serie a la calle, que tenga más misiones, más exteriores, que sea más una serie de aventuras en esta tercera entrega. Y en eso se nota, en todos los exteriores que se pueden manejar.

De todo lo que rodado, ¿hay algún capítulo que le apetezca especialmente que vea el público y comprobar su reacción?

"En un capítulo estamos muy relacionados con la película Viridiana, que es un capítulo muy bonito"

Hay varios chulos. Y lo que queda por rodar, que todavía nos queda un mes y pico de rodaje. Es que nunca sé hasta dónde puedo contar. En uno de ellos estamos muy relacionados con la película Viridiana, que es un capítulo muy bonito, muy cinéfilo también, muy para la gente que ama el cine. Esta vez hay una trama horizontal que va a pasar por todos los capítulos. Se pueden ver sueltos, pero te van a crear la inquietud de qué va a pasar en el siguiente.

Volviendo a su personaje, Irene Larra le está dando muchas alegrías. Hace poco recibió el premio de la Pluma Mediática y sus fans hasta tienen nombre, ¿cómo vive este fenómeno fan tan poco común con personajes femeninos?

Sí, los cayetaners. Yo lo estoy viviendo como un regalo absoluto porque son muestras de afecto todo el rato y apoyo. En una profesión tan ingrata e inestable como la nuestra es como un regalo maravilloso. Suele ser más un fenómeno adolescente hacia los chicos, y en esta ocasión se desarrolla hacia Irene Larra. Lo vivo con mucho orgullo y muy emocionada.

Para terminar, dejando un momento a un lado ‘El Ministerio’, ¿cuéntenos que es ‘Los abandonos’?

Es de la Esfera Libros. Ymelda Navajo iba detrás de mí hace tiempo, he escrito muchos años en ‘El Mundo’ artículos y quería que me animara con un libro. Yo le decía que no, que no era el momento, que le tenía mucho respeto y un día le dije: ‘Mira, si quieres, puedo hablar de este tema que a partir de la pérdida de mi padre reflexiono mucho sobre ello, sobre los abandonos que vamos sufriendo a lo largo de la vida, que nos van convirtiendo en otra persona y creo que podría hablar de ello con sinceridad, en primera persona. Podría reflexionar sobre ello de una manera lúcida y clara y creo que este tema podría llegar a mucha gente porque son temas de conversación muy habituales con mis amigos’.

¿Y cuál ha sido el resultado? ¿Cómo es ‘Los abandonos’?

Lo que he hecho es un libro pequeño, nada pretencioso, pero muy sincero y muy íntimo que creo que conecta mucho con la gente por las cosas que estoy recibiendo de quien lo lee. Es muy emotivo porque la gente se siente identificada con lo que digo, que es lo que quería transmitir. Es un libro que no hay que leérselo seguido ni mucho menos, va ilustrado con unas acuarelas de una amigo mío, José Luis Masso, que pinta maravillosamente y le pedí que hiciera una acuarela de cada texto. Es un libro para llevarte contigo y leer en un ratito de calma.