Público
Público

El misterio del Miró desaparecido

La Policía y el Ayuntamiento de Palma investigan las circunstancias del extravío del boceto del artista catalán, recuperado en el almacén de una empresa de transportes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional y el Ayuntamiento de Palma llevan a cabo investigaciones por separado para esclarecer las circunstancias de la desaparición del boceto del artista Joan Miró que fue recuperado ayer en un almacén de esta ciudad. Después de que el pasado viernes se denunciara su falta en la Fundación Joan y Pilar Miró, el concejal del Cultura, Fernando Gilet, ha mostrado en rueda de prensa la obra, que se encuentra en perfecto estado, y el certificado técnico que acredita su autenticidad.

El cuadro, envuelto con cartón y sellado con cinta adhesiva de la Policía Nacional, ha sido descargado de un turismo por dos personas ante las puertas del Ayuntamiento y entregado hacia las 11:30 horas a agentes de la Policía Local para su custodia. Junto a Gilet, han comparecido los jefes de la Udyco y de la brigada de robos y patrimonio histórico de la Policía Nacional, Antonio Suárez y Manuel Acerete, respectivamente.

Gilet y los jefes policiales han explicado que el cuadro apareció en un almacén de la empresa Balears Art i Llar, especializada en el transporte de piezas de arte y después de que su dueño informara al diario Última Hora de que la obra que se estaba buscando se encontraba en su almacén desde hacía varios meses. El empresario telefoneó al citado periódico tras ver la noticia de la desaparición del cuadro, según el testimonio dado por esta persona a la Policía.

'Estamos practicando una serie de indagaciones al objeto de esclarecer completamente los hechos', ha señalado el oficial de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco) sobre la investigación encaminada a determinar si se ha cometido algún delito.

Por su parte, el jefe de la brigada de robos y patrimonio ha indicado que, tras la recuperación, se harán 'las gestiones oportunas para conocer el recorrido de esta obra desde el día que desapareció, hasta ayer'. La última información que se tenía sobre la manipulación de la obra por parte de la Fundación se remonta al 3 de noviembre de 2010, cuando fue revisada y almacenada en una zona de seguridad con acceso custodiado, tras llegar de una exposición celebrada en San Sebastián, que finalizó el 12 octubre de ese mismo año.

De acuerdo a Gilet, la empresa transportista que notificó la aparición del cuadro fue la misma que se encargó de su transporte a Palma al concluir la exposición celebrada en San Sebastián. Según consta en el registro de entrada, la obra fue depositada en la Fundación palmesana el 18 de octubre de ese año y, de acuerdo a la versión oficial, se descubrió que no se hallaba donde se suponía estaba guardada cuando se preparaba otra exposición, 'a finales de 2011'.

No obstante, el Ayuntamiento no fue informado de la desaparición de la obra hasta el 27 de agosto, fecha en la que la directora de la Fundación, Elvira Cámara, presentó su dimisión tras admitir que en enero de 2012, 14 días después de asumir el cargo, fuera informada por medio de un correo electrónico de que se desconocía el paradero del cuadro del artista.

El jefe de la Udyco dijo que las primeras pesquisas apuntan a que el boceto llegó al almacén de la empresa de transporte hacia febrero de 2013, pero hasta el momento se desconoce el conducto de entrada y la razón por la que no se tuvo conocimiento de que se trataba del cuadro de Miró 'hasta hace dos o tres días'. La obra del artista catalán está valorada en 450.000 euros y mide 89 por 63 centímetros.

DISPLAY CONNECTORS, SL.