Publicado: 06.01.2016 23:56 |Actualizado: 07.01.2016 00:05

De mosso d'esquadra a escritor superventas: el último premio Nadal

Víctor del Árbol recibe su primer galardón de prestigio después de haber sido finalista del Premio Fernando Lara en 2008 y ganar el Premio Tiflos de Novela en 2006

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 12
Comentarios:
El escritor barcelonés Víctor del Árbol.- EFE

El escritor barcelonés Víctor del Árbol.- EFE

BARCELONA.- El escritor barcelonés Víctor del Árbol, un autor superventas, anteriormente mosso d'esquadra, se ha consagrado esta noche al ganar el prestigioso Premio Nadal, su primer reconocimiento literario en España, donde había sido finalista del Premio Fernando Lara en 2008.

"Admiro a la gente que lucha por sus sueños", confiesa en su propia página en Internet Víctor del Árbol, nacido en Barcelona en 1968, que fue mosso d'esquadra de la Generalitat desde 1992 hasta 2012, cuando cambió definitivamente la placa de policía por la literatura, especialmente después del reconocimiento recibido en Francia.

Cursó estudios en Historia en la Universidad de Barcelona, sin concluirlos, colaboró dos años como locutor y colaborador en el programa radiofónico de realidad social "Catalunya sense barreres" (Radio Estel, ONCE).



Víctor del Árbol inició su andadura literaria siendo muy niño, leyendo en la biblioteca del barrio barcelonés de La Guineueta, en donde pasaba todas las tardes acompañado de sus cinco hermanos, hasta que su madre les recogía al salir de trabajar. Una mujer a la que califica de "muy inteligente y una gran lectora".

"Decidí que quería ser escritor cuando gané un concurso de redacción con catorce años en el seminario"

"Decidí que quería ser escritor cuando gané un concurso de redacción con catorce años en el seminario y me regalaron el libro "Réquiem por un campesino español", de Ramón J. Sender", ha confesado Del Árbol, quien abandonó su vida de seminarista cuatro años más tarde, cuando se enamoró.

Víctor del Árbol ingresó en el cuerpo de los Mossos en 1992, "porque yo siempre quise formar parte de la realidad y, entrar en la policía en aquella época, me servía para ayudar a la gente desde dentro y, además, formaba parte de un proyecto democrático y con una identidad muy romántica".

Como escritor fue finalista del Premio Fernando Lara en 2008 con "El abismo de los sueños", obra no publicada, y ganó el Premio Tiflos de Novela en 2006 con "El peso de los muertos".

En 2011, publicó "La tristeza del samurái" (Editorial Alrevés), que ha sido un éxito nacional e internacional, que fue traducida a una decena de idiomas (Holanda, Polonia, Rumanía, Macedonia, Israel, Italia, Francia, Estados Unidos, Brasil, China) y superventas en Francia, donde cuenta con el reconocimiento de la crítica y de numerosos premios.

Entre los galardones recibidos destacan Le Prix du polar Européen 2012 a la mejor novela negra europea que otorga la prestigiosa publicación francesa Le Point en el festival de Novela Negra de Lyon; le Prix QuercyNoir, el Premio Tormo Negro 2013 y Le gran Prix de littèrature policière en 2015.

En 2011, publicó "La tristeza del samurái" (Editorial Alrevés), que ha sido un éxito nacional e internacional, que fue traducida a una decena de idiomas

En 2013, publicó la novela "Respirar por la herida" finalista a la mejor novela extranjera en el festival de cine Negro de Beaune, finalista en el II Premio Pata Negra de Salamanca y finalista a la mejor novela negra 2014 que otorga el festival VLNC.

Traducida al francés, la prestigiosa editorial Rosenbloom (Scribe) ha adquirido los derechos de edición en inglés para Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y EEUU, e igualmente se han vendido derechos de traducción a Polonia (Editorial Dragga) y Bulgaria.

Su última novela "Un millón de gotas" (Destino, 2014) alcanzó en pocos meses la 5ª edición, y se publicó en Francia un año después, donde ganó Le Gran Prix de Littèrature Policière 2015 en Francia (modalidad extranjera), prestigioso galardón, decano de las letras francesas ganado únicamente en dos ocasiones por autores españoles, Manuel Vázquez Montalbán en 1979 y Arturo Pérez Reverte en 1998.