Público
Público

Mucho teatro en el musical de Sabina

'Más de 100 mentiras' se estrenará en la Gran Vía madrileña el 6 de octubre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 100 mentiras, el musical inspirado en las canciones y obra poética de Joaquín Sabina aspira a ser un 'precedente' en la corta historia del musical español, dijo ayer en la presentación Juan Pablo di Pace, uno de sus protagonistas. 'Supone un salto', dice su director David Serrano, 'en lo que se viene haciendo en musicales hechos en castellano en España'.

La clave es una obsesión: 'Que la historia se sostenga sin canciones', explicó el director, que no renuncia a 'la emoción y el espectáculo', que ofrecen las letras de Sabina. 'Sus temas no son inocentes ni banales' y para estos han confeccionado una historia que sostenga a tanto canalla junto.

Aspira a ser un «precedente» en la historia del musical español

El Tuli (Álex Barahona) deja tres años de cárcel a sus espaldas, pero carga con el peso de una obsesión: vengarse de Fernando Villegas (Felipe García), el hombre que le metió allí y que mató a su amigo Samuel (Victor Massán). Un bar como centro de operaciones, el Darlings, que regenta Juan (Juan Pablo di Pace), y dos mujeres de armas tomar: Magdalena (Guadalupe Lancho) y Rossana (Marta Capel). Serrano junto a Fernando Castets y Diego San José han trabajado durante dos años para que las canciones no fueran 'pegotes' entre escena y escena. 'Intentamos hacerlo como los americanos', explica el director, que también recuerda que no hay pistas grabadas que 'engañen' al espectador, sino que todo lo que se oye en el musical es fruto del directo.

Bombines y camisetas de rayas, bares con prostitutas y personajes llenos de conflictos son algunos de los guiños al cantautor de Úbeda. También habrá un personaje con el que Sabina podrá identificarse: 'Tiene muchas de las grandezas y de las miserias de Joaquín', dijo a Público el director.

El director pretende que la historia «se sostenga sin canciones»

El productor José María Cámara, responsable de otros musicales como Hoy no me puedo levantar y Enamorados anónimos, recordó que la inversión realizada en Más de 100 mentiras es de tres millones de euros. Por eso nace 'con voluntad de viajar en el tiempo (aguantar lo máximo posible en cartel), en el espacio (girar por México y Argentina) y convertirse en una película'. Adelantaron que están 'muy satisfechos' con la preventa a sólo una semana del estreno (6 de octubre).

¿A qué público se dirigen? David Serrano cree que los que ya tienen en su poder la entrada son principalmente los fans de Sabina. Un público fiel al cantautor que puede llegar a convertirse en un foco de 'talibanes sabineros' a los que los arreglos que han sufrido las canciones en el musical de su ídolo pueden gustarles más o menos.

Desde la productora y la dirección confían en que estos 'talibanes queden satisfechos' con el resultado. Pero ¿qué opinará el propio autor? 'Seguramente la persona más complicada para que le guste este musical será él, confiemos en que, al menos, no le moleste mucho', responde Serrano.

El autor no se ha implicado en exceso en el proyecto, cosa que tranquilizó mucho al director: 'No hay nada peor que tener al autor vigilando, hubiera sido una tortura'. Joaquín Sabina fue partícipe junto a Pacho Varona de la selección de temas e hizo dos lecturas de guión quedando siempre contento. Y eso fue todo. Luego, explica el productor, el cantautor les dijo: 'El resto está en vuestras manos'.