Publicado: 26.05.2015 10:08 |Actualizado: 26.05.2015 16:58

Muere el cineasta Vicente Aranda a los
88 años de edad

Director de películas como "Juana la loca" o "Amantes", ganó un Premio Goya en el año 1991 a la mejor dirección.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Vicente Aranda./ Europa Press

Vicente Aranda./ Europa Press

MADRID.- El director de cine Vicente Aranda, responsable de películas como Amantes o Juana la loca, ha fallecido este martes en su casa de Madrid a los 88 años.La Academia de Cine confirmó la noticia poco después de las 10.00 horas. 

Nacido en Barcelona el 9 de noviembre de 1926, Vicente Aranda fue uno de los directores más importantes, exitosos y reconocido del cine español, responsable de películas tan trascendentales para la filmografía española como La muchacha de las bragas de oro; El Lute, camina o revienta; AmantesLa pasión turca; Libertarias o Juana la Loca entre otras.

Aranda tenía una dilatada y premiada trayectorias: recibió el Premio Nacional de Cinematografía en 1988 y ganó dos Premios Goya a la mejor dirección y mejor película por Amantes en 1991, entre otros galardones.



Aranda fue un director fetiche para actrices tan importantes como Ana Belén, Victoria Abril o Paz Vega

Director fetiche de actrices como Ana Belén, Victoria Abril o Paz Vega, desde muy joven trabajó en diferentes oficios hasta que, en 1949, emigró a Venezuela. Allí trabajó para empresas norteamericanas. Regresó a España en 1956. Intentó ingresar en la Escuela de Cine, pero al carecer de bachillerato, no pudo matricularse. Abandonó Madrid y fijó su residencia en Barcelona.

Durante la década de los sesenta empezó a colaborar en varias películas, principalmente como ayudante de dirección. Esa fue su función en cintas como Los felices sesenta y El último deseo.

Dio el salto a la dirección en 1964 con Brillante porvenir, una película que no tuvo mucha notoriedad pero que le sirvió para debutar como director junto a Roman Gubern. También fue productor de la película.

 

Ya formando parte de la llamada Escuela de Barcelona, Aranda dirigió en 1966 su segunda película, Fata Morgana, con la que obtuvo un gran éxito de la crítica y le dio el espaldarazo que necesitaba en su carrera como director.

A continuación realizó, entre otras, las siguientes películas: Las crueles (1969), La novia ensangrentada (1972), Clara es el precio (1974), Cambio de sexo (1977), La muchacha de las bragas de oro (1979), adaptación de la novela de Juan Marsé, Asesinato en el Comité Central (1982), Fanny Pelopaja (1984), El crimen del capitán Sánchez, dentro de la serie de televisión La huella del crimen, Tiempo de Silencio (1986) y El Lute, camina o revienta (1987) y El Lute, mañana seré libre (1988).

Con El Lute, camina o revienta fue nominado como mejor director a los Premios Goya en 1988. Por esta película y por el conjunto de su obra obtuvo el Premio Nacional de Cinematografía ese mismo año.-

En 1989 presentó en el Festival de Cine de San Sebastián Si te dicen que caí una adaptación de la obra de Juan Marsé.

Se dedicó también a la televisión y con la serie Los jinetes del alba, adaptación de la novela de Jesús Fernández Santos, recibió en 1991 uno de los premios otorgados por el Festival Internacional de Programas Audiovisuales.

En febrero de 1991 estrenó Amantes, protagonizada por Jorge Sanz, Maribel Verdú y Victoria Abril, con la que trabajó en doce ocasiones y quien fue premiada con el Oso de Plata a la mejor actriz en el Festival de Berlín. Por esta película Aranda obtuvo el Premio Goya a la mejor Dirección y a la mejor Película.

En 1992 dirigió a Ornella Muti, Imanol Arias, Loles León y Javier Bardem en El amante bilingüe, basada en una novela de Juan Marsé —de quién adaptó cuatro novelas— y donde ironiza con el erotismo y el nacionalismo catalán.

Fue un director prolífico que rodó algunas de las películas más exitosas del cine español

A continuación realizó Intruso (1993), con Victoria Abril, Antonio Valero e Imanol Arias. Es la historia de tres amigos inseparables desde la infancia, que forman un atormentado triángulo amoroso. Esta cinta fue candidata a mejor película en los Premios Goya, en enero de 1994.

Meses más tarde, llevó al cine la novela de Antonio Gala La pasión turca, otra cinta con la que obtuvo éxito de público, protagonizada por la actriz y cantante Ana Belén.

En 1996, con motivo del centenario del nacimiento del cine, realizó junto con otros directores nacionales e internacionales el documental Lumiere y compañía. Ese mismo año rodó la película Libertarias, ambientada en la Guerra Civil.

Con la película La mirada del otro, basada en la novela de Fernando G. Delgado, logró una candidatura al Oso de Oro en el Festival de Berlín en 1999. Ese año estrenó también Celos, protagonizada por Aitana Sánchez Gijón y Daniel Giménez Cacho.

En 2001 estrenó Juana la Loca, una película que narra la turbulenta historia de amor de la Reina Juana I de Castilla y Felipe el Hermoso.

Su protagonista, Pilar López de Ayala, se alzó con la Concha de Plata del Festival de San Sebastián a la Mejor Interpretación. Contó con doce candidaturas para los premios Goya, aunque al final el filme obtuvo solo el de mejor Actriz Protagonista, mejor Diseño de Vestuario y mejor Maquillaje y Peluquería.

Ese mismo año recibió el premio Plácido de Plata en reconocimiento a su trayectoria cinematográfica, en el marco del III Festival de Cine Negro de Manresa.

En 2003 rodó Carmen, inspirado en la obra de Merimée, con Paz Vega como la sevillana cigarrera y Leonardo Sbaraglia como Don José, el soldado francés enamorado de Carmen. En esta ocasión obtuvo el Premio Goya al mejor Vestuario, de las siete categorías en las que fue candidato.

En 2004 dirigió uno de los 32 cortos de la película Hay motivos, en la que numerosos artistas y directores, expresaban su descontento con el gobierno y la sociedad del momento.

Ese mismo año recibió el Premio Homenaje a "toda una carrera en pleno desarrollo" otorgado por la Asamblea de Directores Cinematográficos.

En 2005 rodó Tirante el blanco, basado en el novela clásica de caballerías del siglo XV de Joanot Martorell.

Su siguiente proyecto fue Canciones de amor en Lolita's club (2007), que supuso su cuarta adaptación cinematográfica de un texto de Juan Marsé.

En octubre de 2009 estrenó Luna Caliente, adaptación de una novela argentina sobre el Proceso de Burgos.

Entre los últimos galardones que recibió figuran el Premio de Honor a su carrera del Sevilla Festival de Cine Europeo (2010), el Premio Sant Jordi (2011) y el Premio Honorífico del Festival Internacional de Cine de Gijón en reconocimiento a "toda su carrera" artística".