Público
Público

Muere el coreógrafo francés Roland Petit

El artista francés fallece a los 87 años tras reinventar la danza durante el siglo XX

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El bailarín y coreógrafo Roland Petit falleció ayer en Ginebra a los 87 años de edad. El artista francés era una de las grandes figuras de la danza mundial. Sus coreografías saltaron de los teatros europeos a Hollywood en los años cincuenta del pasado siglo.

Petit, que dejó a los 20 años la Ópera de París en cuya escuela entró con solo 9 años, debutando en su ballet a los 16, colaboró con nombres fundamentales de la creación artística del siglo XX, como Pablo Picasso, Orson Welles, Jean Cocteau, Yves Saint-Laurent y Pink Floyd, además de trabajar en teatros como la Ópera de París, la Scala de Milán y la Ópera de Berlín.

Un año después de abandonar la Ópera de París, Roland Petit creó, con ayuda de su padre, los Ballets des Champs-Élysées, en cuyas coreografías colaboraron escritores como Boris Kochno, Jacques Prévert, o Jean Cocteau; artistas como Christian Bérard, Pablo Picasso, Brassaï y GeorgesWackhevitch y compositores como Henri Sauguet yJoseph Kosma.

Cuatro años más tarde, Roland Petiti estrenaría en Londres su particular versión de Carmen, uno de sus grandes éxitos, ballet que protagonizó su mujer, Renée Jeanmaire (Zizi). Durante su estancia londinense el coreógrafo francés unió fuerzas con el cineasta Orson Welles, con quien colaboró en el ballet The Lady in the Ice (1953), escrito y coreografiado por el director de Ciudadano Kane. Fue el preludio del salto de Petit a Hollywood, donde rodó musicales como Hans Christian Andersen (1952), Daddy long legs (1954), con Fred Astaire, y Anything Goes (1955), con Bing Crosby.

Petit regresó a la Ópera de París en 1965 para crear uno de sus mayores éxitos, Notre Dame de Paris. Luego llegarían sus históricas coreografías para el Royal ballet de Londres, acompañado por una legendaria pareja de bailarines: Nureyev y Fonteyn.

A sus 87 años, Roland Petiti tenía previstas nuevas representaciones de sus ballets más conocidos en teatros de todo el mundo. La muerte se cruzó en su camino en plena faena.