Publicado: 16.12.2013 08:16 |Actualizado: 16.12.2013 08:16

Muere Joan Fontaine, la eterna 'Rebeca'

Tenía 96 años y era otra actriz de la época dorada de Hollywood. Su carrera estuvo marcada por la rivalidad con su hermana Olivia De Havilland

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actriz Joan Fontaine, ganadora de un Oscar y hermana de la también actriz Olivia de Havilland, falleció este pasado domingo por causas naturales en su vivienda en Carmel, California, a los 96 años de edad, según informó la revista Hollywood Reporter.

La carrera de Fontaine estuvo marcada por su rivalidad con su hermana, con la que dejó de hablarse en 1975 después de que De Havilland no le invitara a un servicio en memoria de su madre, fallecida poco antes a causa de un cáncer.

En 1935, se inició en el cine con el seudónimo de Joan Burfield, en un pequeño papel en la película No más mujeres, de E.H.Griffith, y posteriormente adoptó el apellido de su madre, Fontaine. A partir de ese momento intervino en varias películas en papeles importantes pero sin relieve, hasta que interpretó junto a Fred Astaire Señorita en desgracia, que le dio alguna notoriedad. En 1940 protagonizó Sospecha, junto a Cary Grant, bajo la dirección de Hitchcock, con la que obtuvo el Oscar a la mejor actriz. 

Fontaine ganó el Oscar en 1941 por su papel en la película Sospecha, dirigida por Alfred Hitchcock, imponiéndose además a su hermana, quien lograría el galardón en dos ocasiones, en 1946 por su interpretación en La vida íntima de Julia Norris, y en 1949 por La Heredera. De Havilland, que actualmente tiene 97 años, reside en París.

El Oscar logrado por su papel en Sospecha le convirtió en la única intérprete —actor o actriz— en lograr dicho galardón en una película dirigida por Hitchcock.

Asimismo, fue nominada en dos ocasiones por su papel en Rebeca —también dirigida por Hitchcock y en la que compartió protagonismo junto a Lawrence Olivier— y en La Ninfa Constante, de Edmund Goulding. A partir de ahí quedó encasillada en papeles de mujer tímida y dulce, por lo que poco a poco fue menos requerida.

La actriz, que tiene una estrella en el paseo de la fama de Hollywood, será también recordada por filmes como September Affair, Ivanhoe o Letter from an Unknown Woman. Su última interpretación fue en 1966 en The Witches. Sus últimas películas coincidieron con la mitad de la década de los sesenta. En 1978 publicó sus memorias, tituladas No fue un lecho de rosas, en el que cuenta su vida familiar y sentimental. 

Fontaine estuvo casada cuatro veces: con el actor británico Brian Aherne, el productor William Dozier, el guionista y productor Cillier Young, y el escritor deportivo Alfred Wright Junior. En sus memorias aseguró haber rechazado propuestas de matrimonio del multimillonario Howard Hughes, así como para ser amante de Joseph Kennedy y otras figuras políticas.

Tras 15 años de ausencia, reapareció en 1981 en All by myself, de Charles Blackwood. En 1985 trabajó como protagonista en la serie televisiva Dark Mansions y en 1990 apareció en el canal American Movie Classics contando anécdotas de Hollywood.

En 1989 fue galardonada en un homenaje a su carrera artística durante la celebración del Festival de San Sebastián.

Fontaine era piloto de avionetas y una experta chef culinaria.