Público
Público

El Mundial vacía los cines

El último fin de semana de junio fue el menos taquillero de todos los tiempos en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los blindados alemanes arrasan Buenos Aires ante la crispada mirada (en la banda) de un guerrillero argentino venido a menos. Ese es el argumento de uno de los blockbusters que han arrasado en España durante junio. Eso sí, las verdaderas triunfadoras han sido las producciones españolas. Títulos como el drama desgarrado Suiza o el thriller de intriga Paraguay, último minuto han reunido a millones de espectadores... delante de las televisiones. En efecto, haciendo buenos los pronósticos más catastrofistas, la taquilla española ha alcanzado mínimos históricos desde el pasado 11 de junio, cuando comenzó el Mundial de Fútbol de Suráfrica.

El último fin de semana del pasado mes, del 25 al 27 de junio, fue especialmente desastroso. Recordemos. Ese viernes 10,8 millones de espectadores (69,7% de cuota de pantalla) vieron en la caja tonta la victoria de España sobre Chile. Y más de 6 millones siguieron dos días después el duelo entre Argentina y México.

Ha ido menos gente a las salas que durante la final de la Eurocopa

Los cines se quedaron tiritando: ese fin de semana recaudaron 3,6 millones de euros, el peor dato de la historia de la taquilla española. Cifra inferior a los 3,9 millones de euros del anterior fin de semana menos lucrativo de todos los tiempos, el último de junio de 2008. No hace falta pensar mucho para recordar qué ocurrió entonces: la final de la Eurocopa entre España y Alemania.

El fútbol siempre afecta a la taquilla. Durante el Mundial de Alemania 2006, disputado del 9 de junio al 9 de julio, 7,1 millones de espectadores fueron al cine en junio, 2 millones menos que en el mes anterior. Pero lo de la Eurocopa de 2008 fue de traca: 5,4 millones de espectadores en junio. Lo nunca visto... hasta ahora, claro.

'Era previsible que los datos no fueran buenos, pero quizás no este batacazo', señala el analista de taquillas Pau Brunet, autor de la web de referencia boxoffice.es. Brunet cree que una de las causas de la hecatombe es que las distribuidoras no se han visto con fuerzas para competir con Maradona y Villa: los estrenos de junio de 2008 fueron mucho más potentes que los de ahora. La batalla estaba perdida antes de que comenzara. 'No han estrenado casi nada potente. Han dejado todo el peso en manos de estrenos técnicos o secundarios, como Marmaduke o Blind Side. Se podría decir que las majors se han quitado de encima productos que no eran tan fáciles de vender', cuenta.

'Las distribuidoras no se han atrevido a luchar contra el fútbol'

En opinión de Brunet, el exitoso estreno el pasado 30 de junio de Eclipse, tercera parte de la multimillonaria saga de vampiros adolescentes, demuestra que sí había sitio para el cine durante el Mundial. La fidelidad de los jóvenes seguidores de Crepúsculo se ha demostrado a prueba de competiciones deportivas. El filme, que se estrenó un miércoles, recaudó 8,3 millones de euros en sus cinco primeros días en pantalla. Una cifra excelente aunque, ay, inferior a los 9,8 millones amasados por la segunda parte de la saga, Luna nueva, durante sus primeros cinco días en pantalla en 2009. 'Sin fútbol se hubiera acercado mucho a los antecedentes de hace un año', matiza Brunet.

El caso es que ningún otro país del mundo parece haber sufrido tal sangría de espectadores de cine el último mes. Spain is different. En Latinoamérica, pese a lo que se podría deducir del éxito de sus selecciones durante la primera fase del mundial, la taquilla ha funcionado como un tiro en junio. La clave, según Brunet, es que en esos países sí que ha habido estrenos fuertes. 'Toy Story 3 ha batido todos los records en los países latinoamericanos. En general la taquilla internacional ha ido bien en junio, incluyendo la de países como Francia o Inglaterra. En EEUU se ha estancado respecto al mismo periodo del año anterior. Y en España, como hemos visto, ha bajado'. Así están las cosas.