Público
Público

Muñoz Molina: "Me preocupa que puedan desaparecer la educación, las bibliotecas y las librerías"

El ganador del Príncipe de Asturias de las Letras afirma, lleno de modestia, que "muchos escritores se merecían el premio antes que yo".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El escritor español Antonio Muñoz Molina, galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de las Letras 2013, manifestó este miércoles, después de hacerse público el fallo, que son 'muchos los escritores que se lo merecían antes que él'.

'Ante reconocimientos como este sólo cabe expresar gratitud y sorpresa. Me alegro, sobre todo, por la ilusión que sin duda provocará en mis amigos, mi familia y mis lectores, a los que debo el estímulo de seguir escribiendo a diario', dijo.

El escritor señaló que le gustaría disfrutar este galardón 'como una celebración de la literatura', un oficio, dijo, que ha dado 'sentido' a su vida y que le vincula con 'miles de lectores' a los que no conoce, pero con los que mantiene un 'diálogo íntimo y civilizado'.

'Espero no decepcionar a los que tanta confianza han depositado en mí y seguiré trabajando con vocación y esfuerzo. Muchas gracias', añadió el escritor andaluz.

Muñoz Molina dijo asumir 'con naturalidad y con sorpresa' el premio. Reconoció haber tenido mucha suerte en su carrera literaria y consideró que pertenece a 'una generación privilegiada por haber empezado a escribir en plena democracia. 'Llegamos a los lectores en los años ochenta, en una época excepcional, y tuvimos la suerte de contar con un público que quería leer nuestra literatura'.

'Los lectores de ahora siguen siendo muy sofisticados en muchos casos'

A pesar de la crisis, Muñoz Molina no es pesimista en lo que a la literatura se refiere. 'La literatura nunca ha sido un fenómeno de masas y creo que los lectores de ahora siguen siendo muy sofisticados en muchos casos', decía el nuevo Premio Príncipe de Asturias. Y reconocía que sí le preocupa que, 'con el pretexto de la crisis y de las nuevas tecnologías, cosas que estaban muy arraigadas puedan desaparecer, como la educación, las bibliotecas y las librerías'. Y si desaparecen, la literatura saldría perjudicada.

El escritor hace poco que llegó de Nueva York, donde pasa la mitad del año junto con su mujer, la también escritora Elvira Lindo, y la noticia del premio le ha obligado a interrumpir su 'retiro madrileño', pero hoy se le veía relajado y contento. No es para menos, porque se ha convertido en el autor más joven en merecer este galardón y, además, hacía quince años que no se lo concedían a un escritor español.

La época actual, añadía el escritor, es muy distinta a la de sus comienzos literarios cuando en 1986 publicó su primera novela, Beatus ille, pero es ahora cuando 'necesitamos la ficción más que nunca, porque es un acto de soberanía, de negarnos a aceptar que la realidad es la que es. Es un acto de resistencia enconada, furiosa'.

Muñoz Molina empezó a escribir en la misma época en la que, por ejemplo, lo hizo Julio Llamazares, y piensa que los escritores de su generación siempre se han encontrado 'con una atmósfera bastante favorable' para sus libros. En los años noventa, él se decía a sí mismo que, si los escritores de su generación no creaban 'buenos libros', era por su culpa. 'Ya no le podíamos echar la culpa a Franco', comentó con humor.