Público
Público

Música y lágrimas para despedir a Labordeta

Unas 35.000 personas desfilaron ayer por la capilla ardiente en Zaragoza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Somos/ como esos viejos árboles/ batidos por el viento/ que azotan desde el mar'. Así comienza Somos, la canción preferida de José Antonio Labordeta y que ayer daba la bienvenida a los miles de personas que quisieron darle su último adiós en el Palacio de la Alfajarería de Zaragoza, donde quedó instalada la capilla ardiente de Labordeta desde el pasado domingo.

Representantes de la política y la cultura desfilaron delante del féretro de Labordeta para mostrarle su cariño y respeto. A los pies, en una de las muchas coronas de flores podía leerse: 'Gracias por tu ejemplo'. La había enviado Joaquín Sabina.

'Creo que si José Antonio nos viera por un agujero, nos preguntaría que qué hacemos aquí, que le dejáramos tranquilo porque no era un hombre de tantos fastos', declaró ayer Joan Manuel Serrat a su salida del velatorio. El cantautor catalán dijo dar 'las gracias a la vida por haberle conocido'.

Marcelino Iglesias, presidente de Aragón, declaró que 'su vida fue una lección de coraje, valentía, honradez y decencia'. Estaba acompañado por Hipólito Gómez de las Roces, uno de los fundadores del Partido Aragonés, y Joan Tardó, Joan Puig y Agustín Sardá, los tres de Ezquerra Republicana, que confesaron ir en calidad de 'amigos'.

La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y Carme Chacón, ministra de Defensa, acompañaron a su viuda y a sus tres hijas al acto en el que Marcelino Iglesias le imponía la medalla de Aragón a título póstumo.

Los actos de despedida se repitieron ayer de manera constante. La Universidad de Zaragoza, que nombró a Labordeta doctor honoris causa el pasado marzo, organizó un acto para tocar las canciones del cantautor. El alcalde de la capital aragonesa, Juan Alberto Belloch, comentó que estudia la posibilidad de darsu nombre al parque más grande la ciudad, y desde las redes sociales y las emisoras de radio se pide que su Canto a la libertad se convierta en el himno oficial de Aragón.

No sólo las 35.000 personas que desfilaron por la Alfajarería se han mostrado conmocionadas ante la pérdida de Labordeta. En Facebook, se han creado multitud de páginas en su memoria, algunas con más de 1.000 seguidores. Además, una foto de la mítica boina de Labordeta lucía en multitud de perfiles de los usuarios, rindiéndole, así, un particular y personal homenaje. En YouTube, el video más visto fue la intervención de Labordeta en el congreso.

Entre los comentarios que podían leerse en la red, un mensaje unánime: que allá donde estuviese, siguiese defendiendo la libertad y luchando por ella.