Público
Público

"¿Te enseño mi pene...otra vez?"

El bebé protagonista de la fotografía de la famosa portada del álbum Nevermind de Nirvana ha repetido la imagen 17 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nevermind se ha convertido en uno de esos discos icónicos que identifican a toda una generación. Nirvana, la banda estadounidense de grunge, procedente de Aberdeen en el Estado de Washington, marcó el nacimiento de un nuevo estilo músical y su cantante, Kurt Cobain, se convirtió en 'la voz de una generación', para después ser un símbolo tras su muerte en 1994.

El disco se convirtió en el primer trabajo con un verdadero éxito comercial para la banda y su portada, un bebé desnudo buceando en una piscina tras un billete de un dólar enganchado a un anzuelo, se convirtió en una seña de identidad para la que se denominó la 'Generación X'.

Como una de las portadas de discos más famosas y reconocidas de la historia de la música, pronto los fans quisieron conocer al bebé objeto de la fotografía.

Spencer Elden, nacido el 27 de junio de 1990, protagonizó la famosa fotografía de forma casual. Un amigo de sus padres, Kirk Weddle, fue el fotógrafo encargado de ilustrar la portada del disco del, por entonces, poco conocido grupo Nirvana. 200 dólares fue la recompensa para que su orondo bebé posara bajo el agua en tan simbólica situación.

Años después, Spencer, orgulloso de haber participado en la portada, continúa conmemorando cada pocos años su anirversario particular. Entrevistado en todas las radios, invitado a programas, el niño, ahora un joven de 17 años, ha sido retratado en diferentes ocasiones emulando la histórica portada.

La cadena de música y videoclips, MTV, ha querido volver a fotografiarle, esta vez con bañador, para revivir la portada del disco 17 años después.

Spencer, que estudia y reside en California, ha señalado que es fan de Nirvana y que la portada ha marcado su vida. 'Es algo espeluznante que tanta gente me haya visto desnudo. Tengo la sensación de ser la estrella porno más grande del mundo', remarca. 'Cuando ligo siempre sugiero a las chicas si quieren ver mi pene... ¡otra vez!', bromeó durante la entrevista en MTV.

Curiosamente, la vida de Spencer ha tenido cierto paralelismo con la falta de adaptación social de los miles de fans de Nirvana y su propio líder, Kurt Cobain. Sus padres lo enviaron el año pasado a una escuela militar por su tendencia a desafiar a la autoridad. En estos momentos, Spencer está barajando dos posibilidades para orientar su vida: enrolarse en la academia miltar de West Point o apuntarse a una escuela de arte local. Probablemente, tendremos más noticias de él.