Público
Público

La única pista sobre Eleanor Rigby recauda 163.000 euros

Un documento con la firma 'E. Rigby', obsequiado por Paul McCartney a la fundación Sunbeams Music Trust, se subasta en Londres

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un documento de 97 años de antigüedad que contiene pistas acerca de la identidad de Eleanor Rigby, el personaje central de uno de los temas más conocidos de The Beatles, fue subastado por 115.000 libras esterlinas (unos 136.000 euros). El total quedó muy por debajo de las 500.000 libras que se habían estimado por la pieza de colección de The Beatles.

El dinero se entregará a su vendedora, Annie Mawson, y su fundación benéfica Sunbeams Music Trust, que utiliza la música para ayudar a la gente con necesidades especiales.

El manuscrito es un registro salarial del hospital de la ciudad de Liverpool y presenta el nombre y la firma de E. Rigby, una ayudante de cocina que había firmado para su sueldo mensual. Sus ganancias anuales sumaban 14 libras. De acuerdo a Mawson, el documento le fue enviado en 1990 por el ex Beatle Paul McCartney cuando ella le escribió en nombre de su organización en busca de ayuda.

'Le escribí (...) a Paul y le pedí medio millón de libras. Pero al final de la carta simplemente dije 'sé que es una persona muy concienciada y siento que es un privilegio compartir mi historia con usted'', explicó Mawson antes de la venta. 'Nueve meses después, en junio de 1990, llegó este sobre asombroso al correo. Fue nueve meses después de que le hubiera escrito, lo que era parte del misterio ya que uno siempre piensa que (las cartas) terminan en la papelera', agregó la mujer.

Mawson comentó que el sobre que contenía el documento fechado en 1911 presentaba un sello oficial de la gira de Paul McCartney. El cantante se encontraba en una gira mundial en esa época. Mawson no se dio cuenta de inmediato de la importancia del registro hasta que leyó la lista de nombres y descubrió a E. Rigby.

El documento aporta una de las pistas más claras para identificar a Eleanor Rigby, la mujer de la canción del mismo nombre que muere sin tener a alguien que la llore.

De acuerdo a diversas páginas en Internet, McCartney anteriormente había dicho que la heroína de la conmovedora canción era un invento. La tumba de una Eleanor Rigby fue descubierta en el patio de la iglesia de St. Peter en Woolton, Liverpool, cerca de donde McCartney conoció a John Lennon en 1957.