Público
Público

"Necesitamos una revolución de las conciencias"

El escritor Don Winslow, autor de 'El poder del perro', regresa con 'Salvajes', sobre el narcotráfico entre México y EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán Irene estuvo a punto de echar por tierra esta entrevista. Cuando se iba a realizar, llegó el agua y el viento a la costa este y Don Winslow (Nueva York, 1953) se quedó sin ordenador y sin teléfono. Sólo a ratos le funcionaba la Blackberry. Finalmente, con Irene ya en tierras canadienses, el escritor pudo enviar sus respuestas por email sobre Salvajes (Martínez Roca), la novela con la que regresa después del éxito de El poder del perro, y que aborda la guerra entre carteles de la droga en la frontera entre México y EEUU. Eso sí, esta vez la historia es pura adrenalina: tiros, droga, sexo y mucha violencia. Y sin digresiones.

Salvajes' tiene un ritmo más veloz que El poder del perro'. También utiliza otro lenguaje, más coloquial. ¿Qué pretendía con ello?

«Mi intención en esta novela era llegar a los límites del género criminal»

Quería escribir con un lenguaje diferente. Era el vocabulario y el ritmo que estaba sonando en mi cabeza mientras escribía. Mi intención era llegar a los límites del género policiaco para ver lo lejos que podía llegar con mi escritura.

El libro narra una historia de lucha de cárteles de la droga. ¿Partió en esencia de algún hecho real que apareciera en los periódicos?

Procede de la realidad, sí. Los cárteles llevan luchando entre sí desde finales de los ochenta y el nivel de violencia ha entrado en una espiral increíble, pero, tristemente, es un nivel de violencia real.

«Si ser un salvaje es perder nuestros lujos innecesarios, estoy de acuerdo»

Uno de los protagonistas es un chico pacifista, pero a medida que transcurre la historia se vuelve cada vez más violento para conseguir su objetivo. ¿Es la violencia necesaria para luchar contra la violencia?

Desde luego, ese es el debate central del libro: si debemos convertirnos en unos salvajes para sobrevivir en un mundo violento. En términos ideales, me gustaría decir que la violencia no necesita contrarrestarse con violencia, pero en términos realistas, me preocupa porque esto parece ser así.

Y ahora, con la crisis financiera mundial. ¿Cree que es necesaria una revolución violenta? ¿Debemos convertirnos en unos salvajes'?

«La crisis económica está ayudando en la guerra contra el narco»

Si salvaje significa perder la sofisticación de nuestra cultura materialista, me parece bien que recortemos nuestro confort y nuestros lujos, que creemos que son necesarios, pero que, en realidad, no lo son. En este sentido, aliento la salvajada. Eso no significa simplificar el discurso. Creo que las desigualdades económicas entre la gente una distancia que crece cada día- es lo más salvaje que existe ahora en el mundo. Pero una revolución violenta nunca ha tenido éxito a la hora de reparar los errores en ninguna época de nuestra historia. Lo que necesitamos es una revolución de las conciencias.

El personaje de la chica, O, recuerda mucho a la Lisbeth Salander que creó Stieg Larsson. Es valiente, independiente, inteligente y sexualmente activa. ¿Es un nuevo arquetipo?

Creo que soy la única persona en este mundo que no ha leído esos libros. Y no porque no quiera, sino porque no tengo mucho tiempo para leer por placer. Pero en cuanto a lo que dice, sí, me parece que es un nuevo arquetipo femenino.

En esta novela vuelve al tráfico de drogas y la guerra entre narcos. ¿Por qué le interesa tanto este tema?

Yo escribo novela criminal y el narcotráfico está en el centro de los crímenes que se cometen en la actualidad. Y, además, creo que es el crimen que mayor impacto produce ahora mismo en las políticas y en las relaciones internacionales.

Usted ha dicho en otras entrevistas que el narcotráfico podría solucionarse con la legalización de las drogas, pero hasta el momento no parece haber pasos en este sentido.

No es fácil, pero sí creo que nos estamos moviendo en esa dirección. Aunque parezca mentira, la crisis económica está ayudando a ello. EEUU tiene ahora más cuidado a la hora de gastarse el dinero en cárceles y Policía y está buscando alternativas más baratas para una guerra tan cara como es esta contra las drogas.

Por cierto, Oliver Stone va a adaptar al cine esta novela. ¿Podría adelantar algo más de esta película?

Sí, se está rodando actualmente con un gran reparto John Travolta, Uma Thurman, Benicio del Toro y Emily Hirsch, entre otros y llegará a la cartelera en el próximo otoño.

¿Hay diferencias entre el guión y la novela?

Usted vaya a verla y después me lo cuenta. No voy a destripar la película.

Desde 2004, usted ha escrito una novela cada año. Tiene una gran capacidad para inventar ideas. ¿Por qué es tan prolífico?

¿Es eso un motivo de queja? La respuesta es simple y quizá un poco sosa: me encanta escribir. Cada día voy a trabajar como la mayoría de las personas y me pongo manos a la obra para que sea un buen día. Las palabras llegan y así, los libros también.

¿Está más orgulloso de Salvajes' que de El poder del perro'?

Estoy muy orgulloso de los dos, pero son dos libros completamente diferentes y no se pueden comparar.