Público
Público

Neri: "Yo por 40.000 euros en la SDAE no trabajo"

El sumario destapa el salario que percibía el ex director de la SDAE así como la compra de electrodomésticos y material informático en nombre de Microgénesis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El informe presentado en la Audiencia Nacional sobre la operación saga confirmaba que la red de empresas, gestionadas por José Luis Rodríguez Neri, ex director de la SDAE, filial digital de la SGAE, permitía a sus beneficiaros 'llevar un nivel de vida muy elevado con fondos del cobro del canon digital'.

Este viernes se ha conocido la parte del sumario donde se detallan los fondos que recibía el Neri, quién en su declaración reconoció ante la Audiencia Nacional que percibía 'desde hace muchos años' salarios anuales por un total de 220.000 euros netos (313.000 euros brutos) para acabar presumiendo ante al juez que él por 40.000 euros no trabajaba.

Entre ellos, el ex director de la SDAE, cobraba 40.000 euros brutos anuales como director de gestión de la información de la SGAE, otros 40.000 euros 'como nómina' de la filial y 140.000 por las facturaciones de la empresa instrumental Hipotálamo.

En el sumario se deja constancia de que Neri detalla las vicisitudes de su salario después de que el juez le 'recordase' que su sueldo bruto ascendía a 313.000 euros brutos en vez de los 220.000 que sumaban los tres salarios anteriores.

En su declaración ante el juez Ruz, el imputado dice no recordar que poseía una tarjeta de crédito de Microgénesis, sociedad considerada por el juez la 'cúspide' del entramado empresarial creado para el desvío de fondos, a la que se cargaron importes de más de 40.000 euros en tan solo doce meses.

La Guardia Civil explica en su informe que Neri contaba con una tarjeta bancaria cuyo titular era Microgénesis (principal facturadora de SDAE) a la que entre agosto de 2005 y noviembre de 2007 cargó 30.174 euros en bienes y servicios de carácter particular.

Según el informe presentado, la facturadora de la SDAE habría adquirido ordenadores personales, equipos de televisión y vídeo, electrodomésticos, terminales de telefonía móvil, compras de librería 'por un valor inusual' y gastos menores en cuadros, ferretería o en supermercados.

Neri abandonó la prisión de Soto del Real (Madrid) el pasado 3 de agosto tras presentar un aval hipotecario para hacer frente a la fianza de 300.000 euros que el juez Ruz le impuso el 4 de julio.