Público
Público

"Ni siquiera sé pronunciar el título de esta película"

Nick Nolte, "muerto de miedo", rueda su primera película en España, 'A puerta fría'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Hay algo de marcianada en la participación de Nick Nolte (Omaha, Estados Unidos, 1941), monstruosa figura del cine norteamericano, actor superviviente de su propio empeño autodestructivo, en una modesta película española (A puerta fría), de una productora independiente (Maestranza) y con un presupuesto de sólo un millón de euros. Bienhumorado, cortés y muy complaciente, el propio Nolte, que rueda estos días en Sevilla, no se esforzó ayer en disimular que no está en su elemento. 'Leí el guión y me encantó, aunque ni siquiera sé pronunciar el título de la película', confesó entre risas el actor, que a sus 70 años se declaró 'muerto de miedo' por el desafío que supone la cinta.

A puerta fría narra la historia de un vendedor desesperado, al que pone piel y vozarrón Antonio Dechent, que intenta engatusar al cliente soñado, Mr. Battleworth, representante de una multinacional, que interpreta Nolte en su pequeño papel. Xavi Puebla (Bienvenido a Farewell-Gutmann, mejor guión en Montreal en 2008), que pretende lanzar una mirada incisiva 'al mundo laboral en el contexto del sector de las ventas', afirma que escribió el personaje protagonista pensando en Dechent. Y el de Battleworth, 'en un actor norteamericano de peso'. El productor Antonio Pérez puede apuntarse el inopinado hallazgo de Nolte para una cinta en la que, según confesó, 'todos han rebajado el caché'.

El actor afirma que le encantó el guión. 'En mi país todo se hace en 3D', lamenta

¿Y por qué la estrella forjada en Hombre rico, hombre pobre entró al trapo? Según contó el actor en la rueda de prensa calzada en medio del rodaje en Sevilla, le gustó el guión. 'En América no se apuesta tanto por el cine independiente. Esta es una película de las que ya no quedan en Estados Unidos. Estoy encantado. Allí ahora todo se hace en 3D', lamentó. El pujante formato tridimensional es, al parecer, su actual obsesión. 'He escrito sobre ello. El ojo capta en 2D y el cerebro en 3D. Provoca náuseas. Creo que con dos dimensiones es suficiente', insistió.

Tomen nota pues los productores. Si van a ofrecerle a Nolte un papel para una cinta en 3D, probablemente se llevarán un no destemplado. O al menos es lo que cuadra con el carácter volcánico y tempestuoso que se asocia a su figura... carácter del que ayer no hubo noticia.

La convocatoria anunciaba que, 'por contrato', Nolte sólo hablaría durante la rueda de prensa. Eso y su retraso para la sesión gráfica anticipaban una sesión de divismo canalla. Pero no. Apareció un tipo relajado, cortés, apacible, al que la canícula no arrancó ni una mala mueca. 'He vivido en Phoenix, Arizona. Estoy acostumbrado', explicaba el protagonista de El príncipe de las mareas y Aflicción, por las que fue nominado al mejor actor en los Oscar en 1991 y 1997.

Dechent, María Valverde y José Luis García-Pérez completan el reparto

'Es un tío normal. Un poco cascao para 70 años, eso sí. Va a su ritmo. Por lo demás, estupendo', comentaba un miembro del equipo. Mañana acaba su participación y espera poder pasear con su actual esposa y su hija de 3 años por la ciudad, donde su presencia hasta ahora ha pasado desapercibida, dado que su papel no ha exigido despliegues callejeros.

Integran también el reparto María Valverde, que es la que salva las barreras idiomáticas entre Dechent y Nolte, y José Luis García-Pérez, el conocidísimo malo de la telenovela Amar en tiempos revueltos. Este celebró su participación en un proyecto que le ha permitido 'trabajar con el maestro Dechent, compartir algunas miradas con María... ¡Y salir en la misma película que Nick Nolte!'.