Público
Público

No lean: escriban

El autor de la ‘Autobiografía de Marilyn Monroe' repasa los libros que regalaría

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Cuál es el libro que cambió mi vida? La pregunta es un poco cándida, como si un libro pudiera cambiar una vida. Yo diría, sin duda, que los libros de los Cinco, de Enid Blyton. José Bono, al parecer, dice que El rojo y el negro: la historia de una ambición en el marco de la Iglesia y el poder. Apropiado, sí. ¿Qué libro se llevaría a una isla desierta? Evidentemente, uno que todavía no haya leído.

Un militar franquista, en un viaje a Perú, leyó a César Vallejo: abandonó el Ejército y renunció a su pensión hasta que no cobraran los militares republicanos. Eso es un libro que cambia la vida. A don Quijote los libros le cambiaron la vida: se convirtió en un majadero. A Madame Bovary también: se suicidó con veneno; tras envenenarse, llamó a su hija y se miró al espejo. Luego acarició la sábana con el gesto característico de los agonizantes, de abajo hacia arriba, con la mano abierta sobre la sábana.

Si un libro pudiera cambiar la vida (cosa que dudo, igual que la vida no cambia jamás a un libro), a Zapatero le recomendaría que leyera un cuento corto, El corazón caliente, de Rafael Sánchez Ferlosio. Rajoy yo creo que lee a menudo a Graham Greene: El americano impasible, por ejemplo. Esperanza Aguirre no puede dejar de leer a Erica Jong, Miedo a volar, la historia de la liberación sexual de una mujer como Dios manda.

A veces pienso que mi libro favorito sería un índice de primeros poemas. Algo así como hacer zapping en los canales líricos. Leídos todos seguidos, producen un estremecimiento: Olvidable la muerte de todos, tú, para morir basta un ruidillo, te me mueres de casta y de sencilla, yo no nací sino para quereros, como todos los jóvenes yo vine a llevarme la vida por delante, cómo llenarte soledad... ¿Y por qué no un índice de promesas electorales? 2.000 euros por chiquillo, 400 para todo quisque, observatorios, planes integrales, políticas transversales...Una vez leí un tebeo sobre libros grandes y pequeños, con el mismo título y distinto autor, por ejemplo: Mi vida sexual, de Richard Nixon, 100 páginas; Mi vida sexual, de Marilyn Monroe, dos volúmenes, cada uno de 758 páginas.

A mí, este Día del Libro, me gustaría leer No hagas nada que yo no haría, de Javier Krahe, 12 páginas con ilustraciones; junto con No haga usted nada que yo no haría, de Bermejo, el de negociador talante, 1.250 páginas en papel biblia a dos columnas. Tampoco me importaría leer: Mujeres al borde de un ataque de nervios, de Carme Chacón, de 20 volúmenes de 1.500 páginas; y Mujeres al borde de un ataque de nervios, de Ana María Matute, de 2 páginas.

En fin, yo voy a leer otra vez El gran momento de Mary Tribune. A ustedes les recomiendo que no lean: escriban una novela.

228 millones de libros vendidos
La cifra concreta es 228.220.878 para el año 2006.

77.338 nuevos títulos
Este es el gran monto de novedades que ocupó las librerías en el año 2006.

5.232 editados en bolsillo
Han bajado con respecto a 2005, pero la tendencia es al alza.

41 porcentaje de lectores
La encuesta de Hábitos de Lectura y Compra de Libros 2007 desveló que el 41% de los españoles se declara lector frecuente.

44,6 mujeres lectoras
El perfil del lector en España es el de una mujer joven y
universitaria. Un 44,6% de las mujeres leen en nuestro país
frente al 37,4% de los hombres. La mayoría de los lectores tienen entre 14 y 24 años.

14 libros leídos al año
Los lectores frecuentes afirman leer 14,2 libros al año. La media es de 8,6 libros al año.

4,5 horas de lectura semanal
Para el lector medio este es el tiempo habitual. El lector
frecuente pasa hasta 5,1 horas a la semana leyendo.

95,1% lee en casa
Le sigue el transporte (11,9%).

29% compradores de libros
Un 29,35 de los españoles compró algún libro en 2007. El
porcentaje aumenta hasta el 73,8% en el caso de los lectores.

8,2 libros comprados
Esta es la media de libros que el consumidor compró en 2007.

43,7% lee novelas históricas
Este es el género favorito seguido de las aventuras.