Público
Público

No es lo mismo ser un "rojo" que un "rojillo"

La RAE establece diferencias no menores entre ambos términos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En cuestiones políticas, no es lo mismo ser un rojo que un rojillo. Al menos para la Real Academia de la Lengua.

La institución, que ha incorporado este jueves un buen puñado de nuevas palabras a su diccionario en Internet, marca diferencias no menores entre ambos términos.

En el primer caso, la cuarta acepción de 'Rojo' dice que, 'en política', sería un 'radical, revolucionario'.  

Rojillo es, sin embargo, el que tiene 'tendencias políticas más bien izquierdistas'.

Si una persona se define, por tanto, de rojo, es partidario de 'reformas extremas', además de 'tajante e intransigente'. No otra es la defición de radical. A todo eso debe añadirse qué entiende la RAE por revolucionario: 'Alborotador, turbulento'.

Por tanto, la definición final de 'rojo' podría ser, siempre según la Academia, un 'alborotador tajante e intrasigente'.

Todo cambia si uno se define de 'rojillo'. Porque entonces sus tendencias serían 'más bien' izquierdistas. Es decir, una 'persona que profesa los ideales de la izquierda política'.