Público
Público

"Uno no nace pirata"

Ángeles González-Sinde. Ministra de Cultura. A punto de cumplir un año al frente de la cartera parece que podrá con la hoguera del cine, aunque queman otros incendios como las P2P

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El despacho ministerial ha ganado en luz y claridad, los estampados floridos de la tapicería de los sillones han dado paso a un blanco puro. Todo parece más luminoso y hay más fotografía en las paredes del lugar de trabajo de Ángeles González-Sinde (Madrid, 1965).Hay un retrato de la intrépida aviadora pionera que fotografió Marín y reconoce que los precios de los archivos fotográficos después del caso Centelles se han disparado. Parece relajada unos días después de que Bruselas haya dado el visto bueno a la orden que regulará las ayudas del cine de este país, un escollo que se llevó a dos ministros por delante.

Cineastas contra la orden y Fapae tienen un documento conjunto, que pule el sistema de ayudas de la orden Ministerial. ¿Incluirá estas propuestas consensuadas por el sector ahora que la orden ya ha sido aprobada por Bruselas?

Yo estoy dispuesta y el Director General también. Estoy encantada de seguir incorporando proposiciones, porque ya lo hicimos en su día con algunas propuestas suyas que eran muy buenas. Lo que no podemos hacer ahora es volver a modificar la orden, mandarla de nuevo a Bruselas, volver a esperar, porque nos da 2011 y no hemos hecho nada. Ahora debemos concentrarnos en las próximas semanas para que el equipo del ICAA trabaje en sacar la convocatoria de ayudas para cumplir con un calendario, y que siga funcionando la industria del cine. Modificar la orden a estas alturas nos frenaría de nuevo, pero escuchar nuevas medidas de cara al año que viene, sí.

¿Por qué decidió publicarlaantes de mandarla a Bruselas?

Creímos que ganaríamos tiempo. Que el Director General era más optimista y pensaba que el impasse entre la publicación en el BOE y la aprobación de Bruselas iba a ser de cuatro semanas en vez de dos, sí, pero tampoco me parece tan grave. Podría haberse retrasado más.

Las televisiones están detrás de las películas más taquilleras de 2009, pero protestan por tener que invertir un 5% en las producciones. ¿Qué le pasaría al cine español si perdiera el apoyo de las televisiones?

'La alcaldesa de Valencia no escuchó ni a los expertos ni a los vecinos del Cabanyal'

Una fuente de financiación importante se perdería. Si lo dejaran,desaparecería la diversidad cultural. Si tienes una concesión pública de un canal de televisión nacional, en el que todos los españoles ven lo que tú decides programar, debes prestar contrapartidas a la sociedad, entre ellas, fomentar las industrias audiovisuales del país en el que estás operando. Es una prestación por la suerte de tener esa empresa un canal que otras empresas no han tenido.

¿Cree que va a ser perjudicial para el cine español que dentro de ese porcentaje, antes sólo vinculado al cine, las televisiones puedan ahora invertir en series y telefilmes con la Ley General Audiovisual?

Ellos en los últimos años han empezado a invertir en productos que están muy bien, como películas para televisión y miniseries de dos capítulos. Yo espero que sigan invirtiendo en ellas ya que las series de ficción las tienen amortizadas por la publicidad. Las películas para televisión son muy buena alternativa.

¿Cree que esa Ley del Cine Catalán puede significar 'la muerte del cine en

El doblaje es un desequilibrio. Los espectadores nos hemos habituado a ver películas dobladas y no en versión original. Tiene efectos colaterales, porque hablamos menos idiomas y peor que en otros países. Los exhibidores dicen que el cambio en Catalunya es demasiado brusco. Pero se dan situaciones tan extrañas como que en una comunidad donde la lengua mayoritaria es el catalán, los espectadores prefieren el doblaje al castellano. No refleja la realidad de la cultura, la literatura en catalán, la televisión, la radio

No hay que olvidar que la medida coincide con un momento delicado, porque van a tener que hacer frente a la digitalización de las salas. Eso puede acabar con el parque de exhibición tal y como lo conocemos, porque sólo las grandes multisalas de multinacionales tendrán los equipamientos digitales. Y los demás, o lo aceptan o desaparece la distribución del cine europeo. Trabajaremos en la presidencia de la UE para protegerles.

¿España es un nido de piratas como dijo la IFPI? ¿Hay tolerancia estatal con las descargas?

Este país ha tenido una incorporación a la tecnología muy rápida y brutal. Se ha fomentado la distribución de la cultura por la Red y a mí eso me parece muy bien, porque para eso está. No creo que uno nazca pirata. La mayoría de las personas no saben si es legal lo que están haciendo, simplemente compran un ordenador, pagan el ADSL No creo que la gente lo haga a propósito. Hay algo muy característico de España que es la voracidad con toda la innovación. Me decía este verano César Alierta que estaban asombrados porque el consumo de móvil en un año de crisis era mayor que en Alemania.

¿A quién hay que perseguir?

Creo que no hay que perseguir al usuario, que unas veces puede tener poca conciencia de la ley y otras no. Hay que ir contra quien está distribuyendo, explotando algo para lo que no tienen licencia ni han hecho contrato mercantil.

¿Cómo vigila el Ministerioa las sociedades de gestiónde derechos de autor?

Están obligados a presentar la memoria de cuentas anuales. El Ministerio recoge y confirma las cuentas que presentan.

'No cambiaremos la orden del cine ahora, pero escucharemos nuevas medidas en un año'

¿Tendrá en cuenta las conclusiones del informe de la Comisión Nacional de Competencia, que acusó al Gobierno de favorecer el monopolio de las gestoras?

Ese es el informe de una comisión que, como su propio nombre indica, es de la competencia, es decir, que lo que siempre va a pedir es que haya competencia, que vivamos en un gran mercado liberal. Ese no es el escenario en el que vivimos, las leyes son otras y las sociedades de gestión actúan conforme a la ley. Hay críticas de la Comisión interesantes y otras son opiniones de cómo les gustaría que fuera el mercado o el mundo.

¿Está de acuerdo con que la SGAE obligue a las peluquerías a pagar por la música de la radio que escuchan sus clientes?

La verdad es que no conozco mucho cuál es el asunto. Creo que constantemente tenemos noticias que intentan sacar a relucir las contradicciones del sistema, que pongan en cuestión un derecho fundamental como es el derecho de autor. A mí me preocupa que se reduzca a anécdota un derecho que se conquistó con esfuerzo.

¿Negociaría la Biblioteca Nacional de España con Google?

La Biblioteca Nacional es accesible desde Google, hay muchos documentos de los archivos históricos de la Biblioteca Nacional que se encuentran digitalizados en la Red.

¿La BN tiene fondos digitalizados y en acuerdo con Google?

¿En Google? Sí, sí, es decir, no tenemos un acuerdo con Google, pero a través de Google puedes llegar. Lo que queremos es cerrar un acuerdo común de los países, una posición con la que todas bibliotecas negociemos con Google. Porque la preocupación es que no sabes qué va a hacer una empresa privada con los bienes públicos: a lo mejor en unos años Google decide que va a cobrar por acceder a los propios archivos de la Biblioteca Nacional. Por eso hay que tener cuidado, porque las bibliotecas se sienten muy tentadas por la digitalización y difusión. Google hace ofertas muy generosas a las bibliotecas sin fondos para digitalizarlo todo y quedarse con los derechos. Nos preocupa Iberoamérica o países del Este, económicamente limitados, sin presupuesto para digitalizar.

¿Qué opinión le merece la reacción del Gobierno Valenciano en el Cabanyal?

Era predecible. A estas reacciones nos tiene habituados la alcaldesa y el Gobierno de la Generalitat Valenciana, es su manera de proceder. En todos estos años no han escuchado ni a los expertos ni a los vecinos. Un plan urbanístico como ese tiene muchos intereses creados ya y no van a renunciar fácilmente a sus proyectos.

¿Cómo se detendrán los derribos ordenados por la alcaldesa de Valencia?

Presentamos el viernes pasado en el Consejo de Ministros el recurso al decreto ley, porque la obligación del Estado es que se vele por el cumplimiento y la protección del Patrimonio.

'Las fotografías de Agustí Centelles no van a ir al Reina Sofía, irán al MNAC'

¿Por qué es un expolio el Cabanyal?

Porque es una destrucción irreversible de Patrimonio, y los informes eran contundentes. A mí me impresionó mucho el informe del derribo del Museo Nacional de cerámica de González Martí, en Valencia. Hay 350 bienes inventariados de cerámicas históricas, que han sido rescatadas de los contenedores de los escombros para el museo. Están alarmados porque las piezas que habían estudiado en las viviendas ya no existen.

¿Cómo ayudará a conservarel Gobierno el Cabanyal?

Hay que esperar a ver qué propone el ayuntamiento como alternativa a ese plan que deben paralizar y cambiar. Deben preservar lo deteriorado, porque se ha propiciado el abandono de las viviendas y el deterioro.

Hay noticias que hablan de la destrucción de los lugares que se consideran patrimonio de la memoria de la Guerra Civil, ¿de qué manera el Ministerio está dispuesto a proteger los espacios además de los archivos?

Muchas veces hay muchas circunstancias que dificultan la actuación. Pero el debate está en cuánto conservamos y cuánto debemos transformar para progresar. Es un equilibrio difícil de determinar. En España, muchas veces, las construcciones históricas que tenemos no son de una calidad extraordinaria de materiales de construcción y te resulta mucho más caro rehabilitar que edificar desde cero. Ahora El Prado se plantea la obra del Salón de Reinos, antiguo Museo del Ejército, pues no es una construcción hecha con muy buena calidad en su día. De hecho, es una de las partidas más importantes del presupuesto de este Ministerio.

Ahora mismo hay en España 41 bienes Patrimonio de la Humanidad, después de Italia es el país con más bienes. Tenemos más de una decena de ciudades que son patrimonio de la Humanidad. Eso tiene ventajas para las ciudades, pero exige un compromiso de conservación.

¿Cómo cree que conserva España su Patrimonio?

Está muy bien conservado. Tenemos cifras de inversión muy altas, comparadas con el resto de Europa.

El sector de conservación está muy preocupado con el recorte del 32,4% de los presupuestos para conservación sobre Patrimonio. Denuncian que en los últimos concursos para restauración de monumentos históricos hay muchas empresas de construcción que buscan reciclaje en patrimonio. ¿No es peligroso?

Eso tiene una parte positiva, porque todo el sector de la construcción está reciclándose de manera natural dirigiéndose a la rehabilitación, que es lo que trata de impulsar el Ministerio de la Vivienda. Pero es verdad que hay que tener cuidado, porque son obras mucho más lentas, pues hay que ir con más cuidado, con personal más especializado, herramientas Habrá que extremar la vigilancia de los concursos públicos, pero también es una buena oportunidad para el sector de restauradores. Además, está la cosa maravillosa de que todas las civilizaciones montan su edificio emblemático encima del anterior edificio emblemático. Abras donde abras hay restos. La Biblioteca de Barcelona, por ejemplo, que hasta ahora no la habíamos podido construir, pues ya tenemos un solar sin restos arqueológicos. Ahora haremos la obra.

'Con Nacho Duato y Josep Pons el modelo de buenas prácticas no es aplicable'

¿Pero no es paradójico que el atractivo turístico de nuestro patrimonio no esté bien reforzado económicamente?

No es verdad. Puede dar esa impresión, pero sigue siendo una prioridad avanzar.

¿Cómo ha vivido la guerra por el archivo Centelles con la Generalitat de Catalunya?

Lamento este desencuentro, porque con el conseller de Cultura, Tresserras, hemos trabajado siempre muy bien asuntos bloqueados que tenían que ver con Catalunya. Me sorprendió cuando vi que había un interés por parte de la consellería. Además, había una cuestión muy personal, porque Centelles es el ámbito de estudio del Conseller como docente de la Universidad. El Estado compra bienes para todos los españoles. Lamento aquella situación porque desconocía su interés y los acontecimientos se desarrollaron de una manera que los herederos se sintieron tan heridos que no se pudo llegar a un acuerdo más flexible.

¿Y si sucede algo similar de nuevo?

Espero que la próxima vez sea todo más pacífico. Para mí, la prioridad ahora es que en los museos deCatalunya haya fotografías de Centelles. No van a ir al Reina Sofía, irán al MNAC.

¿Cómo van las Buenas Prácticas?

A lo largo de 2011 terminan varios directores. Con Nacho Duato y Josep Pons el modelo de buenas prácticas no es aplicable como en el Reina Sofía. Las buenas prácticas están muy bien, pero hay que aplicarlas a la medida de cada unidad. Con Nacho Duato estamos pendientes de reunirnos, porque la semana pasada no pudo venir no sé si estaba ensayando, para que nos ayude a hacer la transición a un nuevo director. No podemos sustituirlo de manera violenta porque él ha creado la compañía y será muy bueno tenerlo cerca siempre.

La colección Thyssen,¿cómo van las negociacionescon la baronesa?

Depende de las expectativas económicas que tenga ella y de lo que ella pueda negociar. No conozco las otras ofertas que tiene, pero el Estado ahora mismo tiene las posibilidades económicas que tiene. Ha sido muy generosa prestando allí su colección, pero la situación económica es distinta a la de hace años, cuando los anteriores ministros, Carmen Calvo y César Antonio Molina, se reunieron con ella. Ahora las condiciones económicas han cambiado, no tenemos la misma disposición que tenía Carmen Calvo en su momento.

¿Podría marcharse la colección?

Hombre, yo imagino que no. Llegaremos a un acuerdo, no se dará esa situación.

Un motivo de lucha desde que llegó a la cartera de Cultura el 7 de abril del pasado año ha sido incluir en el discurso cultural las posibilidades económicas de la creación. Eso le ha enfrentado con otras visiones que entienden que la cultura proporciona otro tipo de beneficios. “Hay gente de la cultura a la que no le gusta nada el término ‘industrias culturales’, pero yo no soy tan conservadora en eso, porque la realidad es que la cultura ya no es sólo gasto de dinero a fondo perdido”, explica la ministra. “No soy prejuiciosa con el término ‘industrias culturales”. Cuenta que “la cultura abre muchas puertas”, por eso reconoce estar volcada en el programa cultural de la presidencia de España en la UE, que esta semana inaugura una gran exposición sobre El Greco en Bruselas. El programa “es gordísimo de volumen”. Está contenta tras su primera reunión con Exteriores después de la firma de convenio, “fue un hito para mí”. “Tendremos una reunión al mes para planificar la actuación cultural fuera”.