Público
Público

Nostalgia en los mercados

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Wall street 2'

Director: Oliver Stone

Género: drama

Reparto: Michael Douglas, Shia LaBeouf

Duración: 133 minutos

El Gordon Gekko que encarnó Michael Douglas en Wall Street ha quedado como el paradigma cinematográfico del tiburón financiero que encontró su hábitat ideal en ese paraíso del neoliberalismo económico en que se convirtió EEUU en la era Reagan. Oliver Stone lo recupera para estos tiempos en que, como constata el propio Gekko al salir de la cárcel, la codicia ya no solamente es buena, sino también legal. Su carismático personaje le sirve a Stone para calibrar las diferencias entre los tiburones de ahora y los de entonces. Hasta el mismísimo Gekko sería un manso corderito al lado de los actuales amos de WallStreet, parece decir el director. Aunque a la comparación le pesa más esa maldita nostalgia por los años ochenta que un verdadero análisis comparativo.

No hay manera de tomarse Wall Street: El dinero nunca duerme como un retrato mínimamente riguroso del colectivo profesional que ha contribuido a enviar el mundo a la bancarrota, menos cuando ya han salido una serie de películas que tratan el tema con mucha más profundidad. Hasta ¡Qué bello es vivir! de Frank Capra resulta más incisiva en su retrato pesadillesco de un mundo dominado por los financieros. Para Stone, todo se resume en un infantil enfrentamiento entre un broker malvado y el joven protagonista, futuro yerno de Gekko, que encarnaría al buen capitalista. Más que una denuncia del capitalismo salvaje por parte de un director que durante una época se consideraba combativo, Wall Street: El dinero nunca duerme resulta una comedia dramática simplona y profundamente conservadora que acaba defendiendo aquello que se suponía iba a denunciar. Al final, ni el propio Gekko se salva del adocenamiento.

1. EL ROOKIE

Shia LaBeouf, heredero de Indiana Jones en la última entrega de las aventuras del arqueólogo y protagonista de ‘Transformers', es el encargado de tomar el testigo que dejó Charlie Sheen como el joven enfrentado pero también fascinado por Gordon Gekko (lo mismo que le sucede a Stone). Sheen hace un cameo en el filme entre el homenaje y la parodia.

2. EL VETERANO

Michael Douglas no ha encarnado a muchos personajes de interés en los últimos años. Esperemos que esto cambie en su próximo filme, ‘Haywire', donde vuelve a trabajar con el cineasta Steven Soderbergh (‘Traffic').

3. LOS SECUNDARIOS

Josh Brolin, a quien hemos admirado en sus trabajos para los Coen y Woody Allen, carga con uno de los peores papeles, el del villano que debe representar a los tiburones del siglo XXI, trazado con brocha gorda. Aunque mucho peor lo tiene Carey Mulligan, que estaba espléndida como protagonista de ‘An Education, para resultar convincente en su ridículo rol de hija de Gekko y novia del protagonista metida a defender causas alternativas.