Público
Público

"La Nouvelle Manga trata de sobrepasar los géneros"

La dibujante francesa Aurélia Aurita presenta en el Salón del Manga de Barcelona la segunda parte de ‘Fresa y chocolate', que narra su relación con el t

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una historia de amor en el papel y en la vida real. La dibujante francesa de origen chino Chenda Khun, escondida tras el seudónimo de Aurélia Aurita (denominación de una especie de medusa),  se muestra más tímida en el contacto directo que en su obra Fresa y chocolate, cuya continuación acaba de aparecer en España.

En ellas relata sin pudor su relación con el también dibujante francés Fréderic Boilet, impulsor del movimiento Nouvelle Manga , al que ella se adscribe, y que se caracteriza por la mezcla del manga japonés y de la BD (bande dessinée) francesa. El resultado, historias de vida cotidiana sin superhéroes.

¿No tienen miedo o pudor a la exposición pública de su relación sentimental?

Aurélia Aurita: Es algo que no me planteo, porque mi objetivo es escribir una historia y como tal hay unos personajes. Yo no pretendo sentirme identificada y he conseguido mantener la distancia entre la obra y mi propia vida personal.

Fréderic Boilet: La primera parte de Fresa y chocolate nace después de la primera estancia de ella en Japón y, a su regreso a Francia, quiso expresar el encuentro que tuvimos allí. En lugar de escribirme una carta de amor me había hecho una ilustración de su amor. Inicialmente era una historia sólo para mí, pero cuando la leí me pareció formidable y la impulsé a seguir adelante con el resto del libro.

De ahí que no haya este sentimiento de pudor porque en su inicio no estaba enfocada al gran público sino únicamente a mí. Por eso, no sólo no me da vergüenza sino que estoy muy orgulloso. Todo el mundo espera que algún día alguien le haga una declaración de amor tan bonita y tan sincera como esa.

"En lugar de escribirme una carta de amor, Aurélia me hizo una ilustración de su amor"

¿Cuáles son las diferencias fundamentales entre la primera y la segunda parte de Fresa y chocolate tanto desde el punto de vista de la historia como del estilo?

Aurélia Aurita: En lo que respecta a la historia, no cambia nada porque realmente es una relación que continúa y sigo explicándola tal y como sucede. Desde el punto de vista del estilo, sí ha habido una diferencia, ya que si bien en el volumen uno todo era más dinámico y simplemente exponía la historia tal y como yo quería, en el segundo volumen ha habido una estructuración más compleja.

¿Cómo ha influido Fréderic Boilet en su obra?

Aurélia Aurita: Fréderic siempre es mi primer lector. Incluso cosas que no tengo publicadas, lo primero que siempre hago es enseñárselas a él y a partir de ahí comenzamos a ver qué es lo que se puede publicar.

Además, como son experiencias que me han sucedido, yo las tengo en mi cabeza pero no sé si el resto de público las va a poder entender. Por eso me gusta enseñárselas a él, que también es parte de la historia, para que pueda aportar una visión diferente. Acepto sus sugerencias con facilidad.

Fréderic Boilet: Yo también censuro cosas, como cuando me hace una tripa demasiado grande (Confiesa el autor entre risas).

"Fréderic siempre es mi primer lector"

Además de su tripa, ¿qué es lo que nunca publicarían?

Fréderic Boilet: La obra tiene un toque autobiográfico pero no es autobiografía pura, ya que de ella sólo está publicada el 2%. El resto de actividades que nos pasan en nuestra vida no las contamos. Además, tampoco pretendemos hacer partícipes a terceras personas que podrían sentirse heridas al aparecer en la explicación de esta historia.

¿Definirían sus obras como cómic alternativo?

Fréderic Boilet: Uno de los puntos principales de la Nouvelle Manga es sobrepasar los límites de los géneros. Nosotros nos consideramos dentro del grupo del cómic de autor por nuestras motivaciones y el enfoque y porque no estamos centrados en un público concreto. Todo es más universal.

De ahí su éxito...

Fréderic Boilet: Sí. Pero además de esto, hay que tener en cuenta que Fresa y chocolate es un libro de éxito comercial, a pesar de que el objetivo no era ese.