Publicado: 05.07.2016 08:36 |Actualizado: 05.07.2016 08:36

Los nueve momentazos de la sexta temporada de 'Juego de Tronos'

Desde la batalla que encumbra a Jon Nieve a la nueva inquilina del Trono de Hierro.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2
Comentarios:
Estos han sido los mejores momentos de la sexta temporada de 'Juego de Tronos'.

Estos han sido los mejores momentos de la sexta temporada de 'Juego de Tronos'.

Nota: Este texto contiene spoilers si no se han visto todos los capítulos de la sexta temporada de 'Juego de Tronos'.

MADRID.- Ahora que la sexta temporada de Juego de Tronos ha llegado a su fin tanto en su emisión en VOSE como doblada, ha llegado el momento de hacer balance. Que ha sido la mejor de las seis pocos podrán dudar de ello. Ha habido mucho de todo, pero sobre todo ha habido mucho Stark reclamando lo que es suyo, mucho Lannister clamando venganza (aunque el personaje de Jaime se ha sido ninguneado un poco esta temporada y a Tyrion habría estado bien verlo más) y mucho de una Daenerys y sus dragones que parece que por fin ponen rumbo a su destino, no sin problemas.

Aunque algunas tramas como la de Arya y Bran Stark o la del Perro han sido un tanto insulsas, en general ha habido grandes momentos para el recuerdo. Estos son nueve de los mejores:



El secreto de Melisandre

Era uno de los secretos mejor guardados hasta la fecha de emisión del primer episodio de la sexta temporada de Juego de Tronos. Todo el mundo sabía –o al menos ese era el comentario más extendido– que Melisandre tendría un papel relevante en esta nueva tanda de episodios. Quienes querían y pedían la resurrección de Jon Nieve confiaban en sus habilidades para traer de vuelta al Comandante. Cumplió, sí. Pero lo que verdaderamente impresionó y supuso un momentazo fue esa escena final en la que se quita el collar que siempre luce y se convierte en una anciana centenaria que nada tiene que ver con la belleza que irradia Carice van Houten.

Melisandre.

‘Hold the door’

Una de las escenas más comentadas y que, todo sea dicho, más memes ha despertado. Una visión de Bran, muy activo esta temporada, transporta al espectador al momento en el que un lozano y jovenzuelo Hodor perdía el habla al mismo tiempo que veíamos huir a Bran y Meera gritando esta ‘Hold the door’ en su versión original. Una orden que se cuela en el pasado del mozo de cuadra quien convulsiona y grita la frase hasta que poco a poco la va acortando dejándola en la primera y la última sílaba dando lugar así al que será su mote de por vida: Hodor. Y mientras, en el presente, Hodor aguanta estoicamente la puerta para evitar que los Caminantes Blancos lleguen hasta su adorado Stark. La escena era reveladora, pero se perdía la gracia con la traducción. En España quienes vieron la versión doblada se quedaron con “Aguanta el portón – El portón Hodor – El porto hodor- El portóhodor- Hodor”.

Hodor.

‘Yaenerys’

Es algo muy común entre los fans. Bautizar las relaciones amorosas de los personajes de sus series favoritas construyendo apelativos en base a los nombres de los implicados. Los seguidores de Los 100 lo saben muy bien. Ahora les ha llegado el turno a los de Juego de Tronos. Ese encuentro entre Daenerys y Yara ha hecho saltar chispas fuera de la pantalla y las redes sociales ya se aventuran a vaticinar y pedir una relación entre ambas. De momento, le han puesto hasta nombre: Yaenerys. Habrá que esperar a ver si cuaja o no.

Yaeneris

‘The King of the North’

Esta es la serie de los lemas, no hay duda. Tras temporadas oyendo ‘The Winter is coming’ o ‘un Lannister siempre paga sus deudas’, ahora llega otra de esas frases memorables. ‘The King of the North’, el rey del Norte. Dicho así no parece más que un título, pero el peso está en lo que se esconde tras ella, en lo que representa. Los aliados de los Stark en pie, gritando al unísono y nombrando rey a un bastando, Jon Nieve, mientras su mediohermana Sansa, Stark de pura cepa, lo contempla todo con cierta suspicacia bajo la atenta mirada de Meñique.

Jon Nieve.

La sonrisa de Sansa

Sansa Stark (Sophie Turner) ha sido una de las grandes revelaciones de la temporada. No le quedaba otra. O la mataban o tiraba para delante dando un salto cualitativo como personaje. Nunca fue de los más queridos. Su ingenuidad, su falta de sangre en las venas y su sueño de princesita hacían que no cuajase. Pero con tanta fatalidad en su vida no le ha quedado otra que espabilar y se ha ganado el respeto de enemigos y público. Ese momento en el que echa a Ramsay a los perros, se gira y deja entrever una sonrisa maquiavélica promete muchas cosas. Esta chica ahora sí que llegará lejos.

Sansa Stark.

Los Stark vuelven a Invernalia

Cada seguidor tendrá su casa favorita. Que si los Targaryen, los Tyrell, los Lannister, los Stark… pero esta sexta temporada ha sido más de quienes llevan en su estandarte un lobo huargo que de cualquier otra. Aunque los Lannister han tenido su momento de gloria y pena, lo cierto es que quienes han explotado esta vez han sido los Stark, con Jon y Sansa a la cabeza y Arya y Bran dando lo suyo. Lo de Rickon se veía venir. Lo cierto es que ver a los Stark recuperar Invernalia con su estandarte hondeando en las almenas tras darle a Ramsay Bolton su merecido fue un momentazo.

Invernalia.

Esta niña promete

¿Arya? No. Lyanna Mormont. Solo tiene un par de escenas reseñables, pero a la pequeña Bella Ramsay, que debuta en Juego de Tronos como actriz, le han bastado para ganarse el aprecio de los seguidores. Pese a su corta edad y la escaso de su papel, su aplomo y su valentía le han valido destacar por encima del resto. Cuanto orgullo y cuanta sabiduría en una niña tan pequeña. Desde luego la casa Mormont está en buenas manos y en ella Jon Nieve tiene a una de sus mejores aliadas. El momento ‘The King of the North’ se lo debemos a ella.

Lyana Mormont.

La Batalla de los Bastardos de principio a fin

Ha sido el mejor capítulo de los hasta ahora sesenta emitidos. Lo tenía todo. Espectacularidad, dirección de escena impecable, tensión sostenida y desenlace abierto. En Juego de Tronos cualquier cosa puede pasar y nadie está a salvo de morir, pero lo cierto es que los millones de personas que disfrutaron de la épica Batalla de los Bastardos querían lo mismo, que Jon se impusiese a Ramsay. El momento clave fue ese en el que el primero casi muere aplastado. Cuánta angustia. Eso sí, se echará de menos a Ramsay. Si algo tienen los villanos de Juego de Tronos es que se les acaba cogiendo cierto cariño por lo buenos personajes que son.

Batalla de los bastardos.

La venganza de Cersei

Era algo que se prometía ya en el tráiler y que los guionistas se guardaron para el último capítulo. Así, como colofón, para acabar en alto. Era de esperar que un personaje como el de Cersei no dejase pasar todas las perrerías que le habían hecho. La muerte de su angelical hija le dolió mucho, pero el paseo de la vergüenza fue la gota que colmó el vaso de su exigua paciencia. El Gorrión Supremo y sus adeptos no deberían haberse confiado. No se puede desnutrir y desnudar a la madre del rey, una Lannister, y pensar que se irían de rositas por mucho que su maleable hijo se dejase arrastrar por el fervor de la fe. El caso es que el momento llegó y Cersei, sin temblarle el pulso, les voló a todos por los aires mientras esperaban a que ella acudiese a un juicio al que era evidente que nunca tuvo pensado ir. Lo de que su único vástago vivo y rey se suicidase después y ella se sentase en el Trono de Hierro no entraba en sus planes.

Cersei Lannister.