Público
Público

El Obama brasileño

Nilo Peçanha, que gobernó Brasil en 1909 y 1910, fue el primer presidente negro (mulato) de América

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Blanco oscuro, mulato claro, negro pálido. Cualquier cosa menos blanco. El color de la piel de Nilo Peçanha, el político brasileño que alcanzó la presidencia del país tras una larga carrera de luchas, se ha oscurecido con el paso del tiempo. Si hace un siglo los retratistas le pintaban con rasgos blancos, el Brasil de Lula está reivindicando su negritud.

El prestigioso semanal Época publicó recientemente un reportaje especial: Brasil ya tuvo a su Obama. El texto repasa la figura de Nilo Peçanha y la de otros políticos brasileños que en su época adoptaron el color de la élite blanca que gobernaba el país. 'No eran considerados mulatos o negros. Eran tratados como blancos, por tener una posición social elevada. Hacían parte del mundo de los blancos, y no del de una minoría', aseguraba en dicha publicación el diplomático y escritor brasileño Alberto Costa.

Aunque pocos años antes del ascenso de Nilo otro político no-del-todo-blanco (Rodrigues Alves) había llegado a lo más alto del poder, fue Peçanhaquien abrió el debate racial en la prensa brasileña. Su color mulato oscuro (su madre era negra) provocó ácidas críticas y hasta caricaturas en los diarios de la época.

De hecho, Nilo nacido y crecido en la clase más humilde ocultó siempre su origen racial. Hasta el punto de que la biografía oficial, escrita en la época por su pariente Celso Peçanha, no menciona una palabra sobre la negritud de Nilo. Sin embargo, Brígido Tinico destaca la importancia de la raza del primer presidente negro de América en A vida de Nilo Peçanha, publicada en 1962. Abdias Nascimento, uno de los intelectuales negros más activos de Brasil, ha afirmado en varias ocasiones que los retratistas de la época manipulaban o matizaban el color de la piel de Nilo Peçanha.

De hecho, un siglo después, la negritud de Nilo está fuera de discusión. Y hasta se enarbola como bandera de integración racial. Algunos investigadores como el mítico antropólogo Gilberto Freire, Diego de Souza o Manuel Correia de Andrade han reivindicado la negritud de Nilo Peçanha.

Lo cierto es que ya fuese mulato oscuro o negriblanco, la cuestión racial marcó la vida de Nilo Peçanha. De hecho, este brasileño al que llamaban el 'mestizo' en el Morro do Coco (una favela de la localidad de Campos) participó activamente en la campaña abolicionista que acabó con la esclavitud en Brasil en 1888.

Además, cuando el presidente Afonso Pena murió y Nilo Peçanha asumió su cargo (14 de junio de 1909) creó el Servicio de Protección a los Indios (SPI), primer organismo creado en Brasil para proteger a esta minoría racial.

Salvando las distancias (y un siglo), las carreras de Nilo Peçanha y Barak Obama presentan ciertos paralelismos. Los dos estudiaron Derecho. Ambos calentaron motores en la política local. Obama, como senador por Illinois. Nilo, como senador y presidente de del estado de Río de Janeiro. Y los dos estuvieron vinculados a las cuestiones sociales.

El propio Gilberto Freyre usó la metáfora del Obama del sur para describir el juego de la selección de fútbol de Brasil: 'Nuestro estilo de jugar exprime el mismo mulatismo del que Nilo Peçanha fue, hasta hoy, la mejor afirmación en el arte de la política'.