Público
Público

Oliver Stone: "Me gustaría ver a Aznar ante el Tribunal de La Haya"

El cineasta, que presentó en San Sebastián la película 'Salvajes', aseguró también que Obama "está consolidando en EEUU las políticas de derechas" de Bush

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El Festival de Cine de San Sebastián concedió ayer el Premio Donostia Especial 60 aniversario al cineasta norteamericano Oliver Stone, sin imaginarse que iba a lanzar una de las bombas del certamen. Ante un grupo de periodistas, el veterano director aseguró que le gustaría 'ver a [José María] Aznar delante del Tribunal de La Haya'. '[George] Bush no sale del país por si tiene problemas con la justicia', dijo también en el mismo corrillo.

Según Stone Aznar es, en su opinión, igual de responsable de la guerra de Irak que el británico Tony Blair y que el expresidente de EEUU. Pero estas no fueron las únicas palabras que llamaron la atención de sus encuentros con la prensa. El cineasta también dejó caer que Obama 'no es un presidente tan importante' y que 'está consolidando las políticas de derechas que venían de antes'.

Luego, el cioneasta aprovechó la rueda de prensa que ofreció con dos de los actores de su nueva película, Savages, Benicio del Toro y John Travolta, para insistir en sus declaraciones. “Esta mañana estaba hablando de los aliados del señor Bush, uno de ellos fue Blair y otro gran aliado fue Aznar. Eran la coalición de los que deseaban participar en esa guerra. Fue una gran desgracia para España. Y Bush, una de las peores presidencias que haya sufrido el pueblo de EE.UU. Lo que quería decir es que hay un Tribunal Internacional en la Haya disponible por si le queréis llevar ante él”, dijo Oliver Stone.

Stone presentó en el certamen Savages (Salvajes), una adaptación al cine de la novela de Don Winslow, uno de los máximos expertos en el tráfico de marihuana en EE.UU. y, por tanto, en las bestiales prácticas que utilizan las mafias mexicanas para quedarse con el monopolio de este negocio.

El director de películas como Salvador, El expreso de medianoche, Nacido el 4 de julio, JFK, Wall Street, la controvertida Asesinos natos o los documentales sobre Castro y Chávez, anunció que ha terminado la que él considera su obra más importante: La historia no contada de EEUU, una serie de diez horas de duración, que se estrenará en noviembre y donde cuenta la historia de su país desde 1940 a 2010. 'Es un documental clásico, sin entrevistas, es mi visión de EEUU a lo largo de mi vida', aseveró.

Una visión, que a la vista de su filmografía reciente, será muy política y probablemente poco amiga de las ideas conservadoras, y que destacará como uno de sus episodios más significativos la bomba de Hiroshima. Stone, que se ha dedicado con algunas de sus películas a retratar la realidad de Sudamérica, sigue ahora, con Savages, la situación de México.

'Es un buen material para el, pero México es un país que ha sido dirigido políticamente por Estados Unidos. Calderón cuenta con dinero de allí y con él lleva una guerra contra la droga desde 2006 que es un desastre total y que ha provocado ya 50.000 muertos. México nunca se ha aliado con los progresistas. Reagan –añadió Stone– empezó un baño de sangre en Sudamérica, siguiendo a Nixon. Pero ahora esos países han elegido a gobernantes de izquierdas y EEUU no se ha recuperado'.

El cineasta, que, igual que hizo con Fidel Castro, ha seguido con la cámara a Hugo Chávez, dice que cree que éste volverá a ganar las elecciones y que está bien de salud. 'El otro no es un buen tipo y si ganara, devolvería el país a las clases altas', dijo sobre el rival de Chávez, Henrique Capriles. No está tan seguro de lo que ocurrirá en las elecciones en EEUU, aunque él votará por Obama, a pesar de que 'está consolidando las políticas de derechas que venían de antes'. 'Si gana el otro, volveremos a la política de Bush', consideró. 

Oliver Stone se mostró muy crítico con el gobierno del actual presidente de su país, del que sentenció: 'No creo que Obama sea un presidente importante. Mucho menos si no consigue cambiar ese rumbo a la derecha que llevamos'.

Por último, Oliver Stone, refiriéndose a la película que presenta en Zabaltegui, explicó cómo en su país hay unos cultivadores de marihuana detenidos y otros, no, por la confusión legal. Y concluyó: 'La producción de marihuana en EEUU es la de mejor calidad. Ayuda a los enfermos de cáncer, a gente con problemas psiquiátricos... Y yo no conozco muertos por sobredosis por marihuana'.