Público
Público

Orgullo y porrazos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Hanna'

Director: Joe Wright

Género: Aventuras

Nacionalidad: EEUU

Reparto: Saoirse Ronan, Eric Bana

Duración: 111 minutos

EN SÍNTESIS

Hanna vive en una cabaña aislada en el Ártico junto a su padre, exagente de la CIA, que la somete a un entrenamiento sin tregua. El día que decide salir a conocer el mundo se encuentra con un problema: la CIA quiere matarla.

COMENTARIO

Aunque no vista con ropajes del siglo XIX, Hanna muestra la misma personalidad fuerte y resolutiva que las protagonistas de ‘Orgullo y prejuicio' (2005) y ‘Expiación' (2007), los dos títulos que dieron prestigio a Joe Wright. Con ‘Hanna', el cineasta quiere alejarse de ese cine británico de época al que supo insuflar nuevos aires con una insólita película de acción que se apunta a dos de las últimas tendencias del género: dar el protagonismo a una mujer y estructurar el argumento en torno a la lucha por la supervivencia de antiguos agentes secretos. Por fortuna, Hanna tiene poco de Tomb Raider adolescente. Más que una versión siliconada del héroe de acción masculino de toda la vida, se presenta como una chica que, programada para funcionar como una máquina de matar, siente unas intensas ganas de vivir una vida que le ha sido vedada . Así, una película que por desarrollo argumental podría haberse convertido en un pastiche televisivo, deviene en curiosa mezcla de thriller y fábula sobre el aprendizaje de la amistad y la decepción. Como si protagonizara un cuento de los hermanos Grimm, Hanna se adentra en un mundo que esconde oscuros peligros detrás de su apetecible apariencia y sufre la persecución de una malvada bruja en forma de agente de la CIA. Mientras que todo su proceso de inmersión en la vida está rodado con una luz cálida y natural, Wright le da un toque de estilizada frialdad a las secuencias de acción, perfectamente coreografiadas al ritmo de The Chemical Brothers. Irregular y atractiva a partes iguales, ‘Hanna' causa el mismo desconcierto que muestra la protagonista ante el mundo exterior. Lo que, tratándose de un filme de acción estadounidense, no deja de resultar un estímulo.