Publicado: 02.03.2014 08:00 |Actualizado: 02.03.2014 08:00

Oscar 2014: Sigue el rastro del dinero

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Academia de Hollywood  puede poner en su gala anual (2 de marzo) el broche de oro al cine que se hizo el año pasado, pero puede también -como ha ocurrido antes- hacer un remiendo chapucero y enfurecer a los amantes del cine. Intriga y emoción están aseguradas en una edición en que hay nueve aspirantes -seis de ellas basadas en historias reales- a la estatuilla a la Mejor Película.

Los premios ya concedidos, los gustos del público, la acogida en taquilla y las críticas de los especialistas no son, en realidad, un termómetro tan fiable como las apuestas millonarias que se hacen cada año. Ya lo dijo Orson Welles, uno de los visionarios del cine, cuando recogió su Oscar: "Al público, espero que entienda que este premio significa mucho para mí, porque no son ellos los que me lo conceden, y mucho menos los críticos".

En esta 86 edición, en las casas de apuestas el dinero se ha puesto del lado de 12 años de esclavitud para el Oscar a la Mejor Película y de Alfonso Cuarón, para el de Mejor Dirección. Los actores por los que más se paga en las apuestas son Matthew McConaughey y Cate Blanchett. Y, a pesar de ello, puede pasar de todo.

La gran estafa americana

Es candidata a diez Oscar, entre otros a los de Película, Guion, Dirección y a los de interpretación.

La película de David O. Russell ha resultado ser, efectivamente, una pequeña estafa, al menos en opinión de la inmensa mayoría de la crítica, sin embargo, ha conseguido alzarse con tres Globos de Oro (Película, Actriz y Actriz de Reparto) y tres premios BAFTA (Guion, Actriz de Reparto y Maquillaje y Peluquería). Christian Bale tiene muy poco que hacer, al contrario que sus dos compañeras femeninas -Amy Adams y Jennifer Lawrence-, que están especialmente de moda desde el pasado año. De la candidatura de Bradley Cooper lo más suave que se puede decir es que parece una mala broma de los académicos de Hollywood.

Gravity

Candidata también a diez premios, varios de ellos técnicos, además de los de Película, Dirección, Actriz y Fotografía.

Parece que Alfonso Cuarón tiene pocos competidores serios en la candidatura a Mejor Dirección. Las maravillosas imágenes que ha conseguido con esta película ya le han valido el galardón de los Globos de Oro, los premios BAFTA, los críticos de Los Ángeles y los Critics Choice. No es probable que le adelanten otras candidaturas en esta categoría, aunque todo indica que esa muy posible estatuilla no irá acompañada de la de Mejor Película. Mucho más fácil será que consiga la de Fotografía.

12 años de esclavitud

Aspira a nueve Oscar, entre ellos los más importantes.

Es la máxima candidata a alzarse con el Oscar a la Mejor Película, un premio que reflejaría cierta lógica en la historia de la Academia, donde les gusta reconocer trabajos bienintencionados, de personajes frágiles o víctimas. Una aventura de la esclavitud que, encima, termina bien, ¿qué más se puede pedir? Ganadora de todos los premios importantes hasta la fecha, la película no daría, sin embargo, otra alegría a su director, el británico Steve McQueen, ni a sus actores, Chiwetel Ejiofor y Michael Fassbender. La sorpresa podría llegar de la mano de Lupita Nyong'o, actriz de reparto que tiene absolutamente encandilado a Hollywood.

Capitán Philips

Candidata a seis Oscar, entre otros el de Película, Actor de Reparto, Guion Adaptado y los dos de Sonido.

De todas las nominaciones que tiene este filme, la más realista es la de Barkhad Abdi, en la categoría de Actor de Reparto. Ganador ya del BAFTA, el joven intérprete somalí ha debutado con esta película, donde da vida a uno de los piratas que secuestró en 2009 el buque Maersk Alabama. Su máximo rival será Jared Leto, que hace un emotivo papel en Dallas Buyers Club.

Dallas Buyers Club

Podría ganar seis Oscar, entre los que se encuentran el de Película, Actor, Actor de Reparto, Guion Original y Maquillaje y Peluquería.

Aquí, las apuestas monetarias y la crítica coinciden, el trabajo que hace Matthew McConaughey interpretando a Ron Woodroof, un vaquero al que diagnosticaron SIDA y se enfrentó a las poderosas farmacéuticas, se merece el Oscar. Por supuesto, podría pasar cualquier cosa, pero él y el mencionado Jared Leto ya se han llevado el Globo de Oro, el Premio del Sindicato de Actores, el del Critic's Choice Movie Award y reconocimientos en varios festivales. Aunque Hollywood beba los vientos por Leonardo DiCaprio y Cannes le diera su premio a Bruce Dern, no habría justicia si el Oscar no lo ganara el sorprendente McConaughey.

Nebraska

Es también candidata a seis Oscar, entre los que están los más importantes.

La Palma de Cannes no es garantía suficiente para que Bruce Dern conquiste el premio, aunque a su favor habría que señalar que es un veterano de Hollywood, de una saga conocida y querida por sus compañeros. La película tendría una posibilidad con la Fotografía, aunque se enfrenta a rivales poderosos en este terreno, como Gravity y la obra de los Coen, Inside Llewyn Davis. Aunque comenzó la carrera como una  de las máximas favoritas ha ido perdiendo opciones a medida que se iba yendo de vacío de los diferentes premios. Su director Alexander Payne está bastante mal colocado y June Squibb, que debería estar en los primeros puestos de salida en la categoría de actriz de reparto, se ve, sin embargo, en las últimas posiciones junto a Julia Roberts.

El lobo de Wall Street

Candidata a cinco Oscar: Película, Dirección, Actor, Actor de Reparto y Guion Adaptado.

Leonardo DiCaprio y Martin Scorsese se van a quedar con la miel en los labios. La adrenalínica película de este corredor de bolsa y su desmán financiero, el mejor estreno en la taquilla española del cineasta de Queens, está en todas las quinielas, pero en ninguna es la favorita. Se echa mucho en falta en la lista de candidatos el nombre de Thelma Schoonmaker, la montadora habitual de las películas del director, cómplice absoluta de sus historias. Aspirante a la estatuilla en siete ocasiones, la ha ganado en tres (Toro salvaje, El aviador e Infiltrados).

Her

Aspira a cinco premios: Película, Guion Original, Banda Sonora, Canción Original y Diseño de Producción.

El Guion Original es el punto fuerte de la nueva película de Spike Jonze, la primera que escribe en solitario. Esta comedia romántica, historia de un hombre enamorado del sistema operativo de su teléfono móvil, podría llevarse fácilmente esta estatuilla. Aquí, de quien se han olvidado los académicos es de Joaquin Phoenix. Candidato al Oscar tres veces, nunca lo ha ganado, y después del cabreo que se cogieron sus compañeros con él cuando rodó el falso documental I'm Still Here (tachaba de superficiales e hipócritas a los actores) parece improbable que vaya a conseguirlo, al menos en una buena temporada. Sin embargo, en este filme hace un más que notable trabajo.

Philomena

Candidata a cuatro Oscar: Película, Actriz, Guion Adaptado y Banda Sonora.

La veterana actriz británica Judi Dench tiene su propio récord en los Oscar. La intérprete ganó la estatuilla a la Mejor Actriz de Reparto en 1998 por una aparición de ocho minutos en la pantalla, en Shakespeare in Love. Ha sido nominada siete veces. Ha ganado, una. Y este año debería estar más respaldada de lo que realmente está. Su trabajo en la nueva película de Stephen Frears es impecable, pero, en su contra juega la ausencia total de ‘glamour' de su personaje, sobre todo si se le compara con el de Cate Blanchett en Blue Jasmine. Seis veces (incluida ésta) aspirante al galardón, ganadora del premio a Actriz de Reparto hace un decenio, parece que éste sí va a ser el año de la actriz australiana.