Público
Público

Otras voces entre guerras

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Maryam Mursal. La voz que desafió al ejército de Somalia

Comenzó a cantar afro-blues de raíces árabes en Mogadiscio (Somalia), donde se le prohibió participar durante dos años en conciertos por haber criticado al Gobierno militar somalí. Trabajó como taxista hasta que reunió dinero con el que escapar con sus cinco hijos. Logró llegar a pie hasta el vecino Yibuti, y allí obtuvo asilo en la Embajada de Dinamarca, país donde reside. Actuó con Nina Simone y Peter Gabriel produjo su disco 'The journey'.

Cantante y poeta originario de la Cabilia, bastión de la cultura bereber argelina, fue perseguido por reclamar mayores libertades sociales para su pueblo y por oponerse al auge del fanatismo islamista. Acusado de ateo y blasfemo por su canción ‘Allahu Akbar', atacado por las claras reivindicaciones políticas de sus discos, sufrió un tiroteo durante las revueltas bereberes de 1988 y estuvo dos años hospitalizado.

En 1994 fue secuestrado por fanáticos islamistas durante dos semanas. Fue liberado después de protestas bereberes y amenazas de venganza si el cantante sufría algún daño. Pero los riesgos no desaparecieron del todo. El 25 de junio de 1998, con 42 años, Lounes Matoub fue asesinado por miembros del Grupo Islámico Armado cerca de la localidad de Tizi-Ouzou. Cuatro años antes, un fanático islamista había matado a tiros al cantante de rai Cheb Hasni en la ciudad de Orán. Solo Khaled y Rachid Taha lograron escapar al martirio cultural impuesto por los islamistas.

Ibrahim Ag Alhabib, líder del grupo, se crió en campos de refugiados de Libia y Argelia tras el asesinato de su padre. Formada en los años ochenta, la banda tuvo gran popularidad en mercados callejeros de casetes gracias a sus canciones en favor de la paz y de la resistencia del pueblo nómada. En Libia, adonde huyeron sus miembros ante la represión del Gobierno de Bamako, los músicos recibieron entrenamiento militar en campos de refugiados y contaron con apoyo encubierto de Muammar al-Gaddafi. Tinariwen ha editado cuatro discos (el último, ‘Imidiwan', logró el premio británico Uncut 2009). 

Siete veces campeón de atletismo de Portugal durante la época colonial, José Adelino Barceló de Carvalho fue perseguido políticamente a finales de los años sesenta por reclamar la independencia de las cinco colonias portuguesas en África. Para evitar males mayores, Bonga marchó al exilio en Holanda, donde grabó y publicó su disco revolucionario ‘Angola 72'. Tres años después regresó a Luanda con el álbum ‘Raízes' y fundó el conjunto Semba Tropical. En 40 años de carrera musical, este colaborador de Unicef y Amnistía Internacional ha publicado más de 30 discos.

Mariem Hassan es la voz del exilio saharaui en los campamentos de Tinduf (Argelia). Llegó con 17 años junto a su familia huyendo de la represión marroquí en la antigua colonia española del Sáhara Occidental. Su música haul, repleta de gritos de libertad y añoranzas de la tierra perdida, se ha convertido en la principal seña de identidad cultural saharaui. En 2009, varios marroquíes intentaron agredirla en Madrid, donde grababa ‘Shouka' (La espina), disco en el que arremete contra el cinismo español ante el drama saharaui.