Público
Público

Pablo Milanés genera discordia en Miami

El cantautor cubano forma parte de una élite artística a la que permiten entrar y salir libremente de la isla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A una semana de su concierto previsto en Miami, el cubano Pablo Milanés ha generado un gran debate entre sus partidarios y los exiliados cubanos de línea dura, que se niegan en rotundo a que el cantautor ofrezca su actuación el día 27.

El compositor de 68 años, dos veces ganador del premio Grammy, forma parte de una élite artística de la isla a la que permiten viajar libremente y actuar en el extranjero. Su concierto programado en Miami será su primera presentación en el Sur de Florida, considerado el bastión de los exiliados anticomunistas cubanos.

Grupos de la línea dura anticastrista en Miami, incluyendo a expresos políticos, han pedido al alcalde de la ciudad, Carlos Giménez, que cancele su actuación, describiendo a Milanés como un títere del Gobierno de Cuba.

Los detractores sostienen que La Habana usa estos eventos con fines propagandísticos y tienen previsto manifestarse durante el concierto. 'Si renuncia al régimen, nosotros vamos a verlo', ha dicho Antonio Esquivel, presidente de la Junta Patriótica Cubana, un grupo de exiliados de Miami que se opone a cualquier acercamiento con La Habana mientras exista un Gobierno comunista en la isla.

Las opiniones sobre el concierto han dividido a la comunidad cubana en el exilio sobre las medidas que ha impulsado el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de incrementar los intercambios 'pueblo a pueblo' con la isla, al permitir más acercamiento en temas culturales, artísticos y religiosos.

Aunque las relaciones entre Washington y La Habana siguen siendo frías tras décadas de enemistad en la Guerra Fría, los partidarios de los viajes y los intercambios libres sostienen que son más eficaces para promover los cambios en Cuba que la política de aislar al país caribeño.

Quienes se oponen a un acercamiento argumentan que estos contactos refuerzan en lugar de socavar al Gobierno comunista cubano y dicen que los eventos como el concierto de Milanés dan prestigio al gobierno del presidente Raúl Castro. 'Nosotros no queremos que haya un intercambio cultural', dijo Esquivel.

Milanés, cuya voz melódica le ha ganado muchos seguidores en América Latina y a nivel internacional, ha sido visto como un seguidor de la revolución cubana liderada por Fidel Castro y su hermano Raúl, pero en los últimos años ha criticado al Gobierno en varios temas como las libertades en la isla. 'Simplemente quiero que escuchen a un hombre que va a cantar sus canciones', dijo Milanés en una reciente entrevista para un diario local de Miami.