Público
Público

El patrocinio tóxico de BP

Grupos ecologistas se movilizan para impedir que los museos británicos reciban dinero de la multinacional petrolera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En siglos anteriores, los crímenes de los mecenas no perjudicaban la reputación de los artistas. Los Medicis tenían las manos manchadas de sangre. Leonardo da Vinci y Miguel Ángel Buonarroti sólo tenían que preocuparse de que las suyas estuvieran llenas de pintura.

La cosa cambiaba si el rey, príncipe o noble era derrocado. Entonces, había que buscar nuevos horizontes. Pero mientras permaneciera en el poder, todo iba bien.

Los críticos acusan a los museos de blanquear la imagen de la polémica compañía

Ahora, varios museos de Londres acaban de descubrir que también les hacen responsables por los crímenes de sus patrocinadores. El catastrófico vertido de petróleo en el golfo de México ha llegado a las costas de la cultura británica. La marca BP ha pasado de representar uno de los más generosos donantes de fondos a convertirse en una incómoda compañía.

Grupos ecologistas y de artistas se han movilizado contra las instituciones culturales que disfrutan del mecenazgo de la multinacional petrolera. 'Es absurdo que la Tate sea patrocinada por una empresa que es tan irresponsable y contaminante como BP', ha dicho a The Guardian el músico Matthew Herbert.

La relación de la petrolera con la Tate Britain y la Tate Modern es tan beneficiosa para ambas partes que mañana se celebra una fiesta con la que se homenajea a la compañía por sus 20 años de patrocinio. Londres se convertirá en la única ciudad del planeta en la que alguien está dispuesto a aplaudir a BP, precisamente cuando su reputación en EEUU está por los suelos. Una coalición de grupos ha convocado una protesta frente a la sede de la Tate Britain.

No será la primera. En mayo, el grupo Liberad a la Tate entró en la impresionante entrada de la Tate Modern para protestar contra el vertido. Soltaron decenas de globos negros con peces muertos en su interior que se elevaron hasta el techo. El personal del museo tuvo que utilizar rifles de aire comprimido para bajar los globos.

Otro museo que concede un premio patrocinado por BP, la National Portrait Gallery, recibió esta semana la visita de los que no están dispuestos a aceptar que la compañía utilice el dinero para mejorar su deteriorada imagen. 'En el pasado, (la tabaquera) Imperial Tobacco solía patrocinar estos mismos premios y luego eso ya no se consideró aceptable. Quizá haya que adoptar ahora la misma actitud con BP', dijo uno de los responsables de la movilización.

Las mejores exposiciones del Museo Británico son patrocinadas por BP

La comparación con el tabaco debería empezar a preocupar a los responsables de la empresa. Nadie sabe exactamente cuánto se gastan en cultura pero hace unos años la compañía dio la cifra aproximada de un millón de libras (1,2 millones de euros) al año.

El Museo Británico y la Royal Opera House son otras de las instituciones afortunadas. Las mejores exposiciones del Museo Británico llevan el sello BP. Es el caso de la próxima, dedicada a los papiros del Libro de los Muertos y el culto a la otra vida en el Egipto de los faraones, que se inaugura el 4 de noviembre.

La colaboración entre ambas instituciones se remonta a 1998. 'Es un dinero bien gastado', según el analista financiero Tony Shepard. 'BP tiene un largo historial de apoyo a las artes y si retiraran los fondos, eso provocaría una reacción de rechazo'.

Los museos han salido en defensa de su alianza con la petrolera. En un comunicado conjunto, le agradecen 'su compromiso a largo plazo y por compartir la visión de que nuestros programas artísticos lleguen al mayor público posible'. Lo que quiere decir que es mucho dinero y que no pueden prescindir de él.

Los ecologistas confían en que la Tate cancele en 2011 su relación con la petrolera

Los grupos ecologistas creen que la Tate es la cadena débil en la red de apoyos de BP. La imagen de la Tate Modern es especialmente buena entre los jóvenes y su asociación con el arte contemporáneo le coloca en una posición diferente a la de otras instituciones culturales.

Su acuerdo de patrocinio con BP vence en la primavera de 2011. Algunas informaciones indican que la relación ha sido ya motivo de discusiones en el consejo de patronos del museo y se da por hecho que será uno de los temas que se debatirá en su reunión prevista para julio.

El voto del presidente del consejo de la Tate admite pocas dudas. Lord Browne de Madingley fue consejero delegado de BP hasta 2007. Cuando estuvo al frente de la compañía, intentó cuadrar el círculo y dar una imagen más verde de la empresa con la campaña Beyond Petroleum (más allá del petróleo). El logo de BP sufrió un lavado de cara para convertirse en un sol de tonos verdes y amarillos.

Nadie tiene derechos de copyright sobre el sol, pero relacionar a una de las grandes multinacional del petróleo con la energía solar y la preocupación por el medio ambiente exige un cierto esfuerzo. Todo es cuestión de imagen y esa es también la misma baza que utilizan ahora los grupos ecologistas. El dinero de BP deja unas manchas muy oscuras en la reputación de los museos británicos.


En los tiempos de Internet, la imagen de las grandes empresas escapa a su control. Una de las iniciativas de más éxito de Greenpeace ha sido pedir a la gente que utilice el logo de BP para dar su visión sobre la conducta de la empresa, responsable del mayor vertido de petróleo sufrido por EEUU.

La intención de Greenpeace era denunciar el márketing de BP, que intenta reflejar que el petróleo no es ya la única de sus prioridades.

Sin embargo, la empresa participa en la extracción de petróleo en los yacimientos de arenas bituminosas de Canadá.

Las creaciones enviadas a Greenpeace pueden encontrarse aquí.