Público
Público

Pedro Guerra: "El escrache es un mal menor comparado con la violencia de los políticos contra los ciudadanos"

El cantautor canario celebra tres décadas en los palcos con '30 años', un triple álbum de grandes éxitos y varios temas nuevos en directo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Pedro Guerra celebra 30 años de carrera con un triple álbum de grandes éxitos y algunos temas nuevos en directo, en los que canta al amor, a la vida y también a 'cosas sobre las que hay que llamar la atención, en estos tiempos con más urgencia', como 'la pérdida de crédito de la clase política'.

'El sistema lleva al desastre y a la pobreza a miles de personas y eso parece que no es nada al lado de que se le pueda hacer un escrache a determinada persona', ha dicho hoy el canario sobre este fenómeno reivindicativo de candente actualidad que lleva la protesta social a las puertas de los domicilios de la clase política.

En ese sentido, Guerra ha lamentado que los escraches puedan afectar a la familia del perjudicado, ya que todo el mundo tiene derecho a su intimidad, pero lo ha calificado de 'mal menor' comparado con 'la única violencia de verdad, que es la que la clase política y el sistema ejercen contra el ciudadano'.

Guerra ha realizado estas afirmaciones durante la promoción de su nuevo álbum, que publica hoy junto a Sony Music tras el autoeditado El mono espabilado (2011), y sobre el mismo escenario que hace 20 años le vio debutar en Madrid, ante solo un par de mesas ocupadas, con un público que 'probablemente ni siquiera atendían lo que estaba pasando' y que estaba allí 'por casualidad'. Y, sin embargo, ha recordado, un mes después, el local estaba lleno y empezaron a suceder muchas cosas importantes.

Y es que 30 años, pese al nombre, encierra un doble aniversario: el de los 20 años que se subió por primera vez al recoleto escenario del Libertad 8 de Madrid y el de su debut en un escenario, en las Islas Canarias, en 1983. Sin apenas salir de su tierra escribió la primera página de su carrera musical junto a sus compañeros de Taller Canario, 'la máxima escuela', dice de un tiempo de aprendizaje del 'oficio' de compositor y de numerosos conciertos en fiestas de pueblos.

Tras dar por agotado aquel ciclo, vino a Madrid de la mano de Luis Pastor. 'Ese momento fue importantísimo y lo recuerdo con mucho cariño', señala. Otro momento destacado, dice, fue aquel en el que Víctor Manuel y Ana Belén decidieron cantar su tema Contamíname, por el que recibió el premio Ondas.

Precisamente, Ana Belén fue la primera artista que grabó una canción suya, 'Nadie sabe', que recuperan juntos a dúo en una de las doce colaboraciones vocales con las que Guerra redondea este álbum. A ellos se unen otros personajes muy ligados a su historia, como Silvio Rodríguez -'la cima como cantautor'-, sus compañeros en el Taller Canario, la brasileña Lenine -'una de las colaboraciones más gratificantes de mi vida'- o Javier Álvarez -'iniciamos juntos esta historia hace 20 años desde Libertad 8'-.

También figuran artistas con los que nunca había tenido oportunidad de grabar, como Luis Eduardo Aute, Bunbury o Estrella Morente y Josemi Carmona, que bordan una versión aflamencada de Bebes del río, que es además el single de 30 años. Aunque algunas de esas voces se han incorporado separadamente, el disco se ha grabado en directo, una tradición consolidada en su discografía tras Vidas en vivo (2008), Alma mía (2009) y Contigo en la distancia (2010).

'Recoger el cien por cien de la emoción o de la grandeza de un momento musical solo se puede hacer así', explica Guerra, que destaca la espontaneidad, el aire, el ruido y las sensaciones de la música en vivo. Así, suenan clásicos como Peter Pan y Debajo del puente, el mencionado Contamíname o la primeriza Cathaysa junto a temas nuevos como Cuna vacía, en el que aborda el escándalo de los niños robados. 'No solo soy un cantante reivindicativo, pero también lo soy', afirma el canario, que también trata la 'necesidad urgente de recuperar la verdad en la comunicación' y el desempleo.