Público
Público

Si esta película le parece tediosa, le devolvemos su dinero

Cines de España y EEUU compensan a los que no soportan 'El árbol de la vida'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hay que saber interpretar las señales. Miércoles, 14.00 horas, sesión de El árbol de la vida en los cines del centro comercial La Vaguada. El filme, ganador de la Palma de Oro en Cannes, se abre con una cita del Libro de Job, pero antes vemos un anuncio de ropa donde unos alpinistas tratan de escalar una montaña imposible. La metáfora está servida: los siete espectadores allí reunidos deberán armarse de más paciencia que el santo Job para tomar la cima cinematográfica más difícil de su vida. Dos de ellos (el 28,5% del aforo) se retirarán extenuados a mitad de camino. 'No entendía nada', dice una señora tras abandonar la sala a los 48 minutos con cara de 'esto se avisa'.

'El director de esta película, Terrence Malick, es muy odiado o muy admirado. Si la película le resulta aburrida, por favor, no moleste a los demás y salga antes de transcurrir 30 minutos. Le daremos gratuitamente una entrada para cualquier otro título'. Los encargados de los cines Cinemes Full HD de Cornellà de Llobregat (Barcelona) han decidido entregar esta nota a todos los espectadores de El árbol de la vida. Y no sólo no es broma, que ya pasó algo parecido cuando se estrenó el filme en EEUU, donde algunos cines incluso devolvían el dinero de la entrada si uno huía despavorido antes de los 20 minutos. Quizás para evitar disturbios de espectadores histéricos a la salida, aunque lo que nadie ha podido prevenir hasta ahora son los incendios en internet.

Contra todo pronóstico, El árbol de la vida ha sido la película más vista en España el pasado fin de semana, pero muchos han salido escaldados tras ver esta cinta de arte y ensayo que ha llegado a los multicines de los centros comerciales gracias, en parte, al reclamo de sus protagonistas: Brad Pitt y Sean Penn. Los foros de internet no han tardado en arder: 'Si algún amigo os sugiere ir a verla, ¡apalizadlo! Ni es amigo ni es na'. 'Antes de ir a verla, fúmate unos cuantos canutos, ya que es tremendamente mala'. 'Ir a ver una peli de Malick con colegas a los 14 añitos porque a uno le parecía por el cartel que iba de guerras no ha sido el mejor de los planes', claman los espectadores. También hay defensas cerradas: 'Estaba cantado. La gente entra a verla sin tener ni idea de quién es Terrence Malick. Y flipan. Y se lo merecen'.

'El estreno buscaba a la audiencia urbana, cinéfila y acostumbrada al cine de autor. Pero la cosa se ha salido de madre y tanto la presencia de Brad Pitt como su aspecto de producto visualmente fuerte han sobredimensionado el filme. Los cines se han llenado pero con muchos espectadores que no sabían dónde se metían y, ante esto, el grado de decepción ha sido elevado. El árbol de la vida ha sido ferozmente atacada por gran parte de estos 137.600 espectadores del fin de semana', señala el analista de taquillas Pau Brunet, autor de la web boxoffice.es.

La nueva cinta del huidizo Malick, director de culto desaforado gracias a títulos como Malas tierras (1973) y La delgada línea roja (1988), no es una película de autor cualquiera: también desconcertó en Cannes, aunque luego se llevara el premio gordo. Es una sinfonía mística en la que Malick prescinde de la narrativa convencional para contar la historia de una familia con la ayuda de un apabullante bombardeo de imágenes de galaxias en formación y volcanes en explosión. ¿Objetivo? Reflexionar sobre el sentido de la existencia. Resumiendo: El árbol de la vida es tan ambiciosa/pretenciosa que a su lado 2001. Una odisea del espacio parece Yo soy la Juani. ¿Bodrio u obra maestra? Puede que un poco de ambos. Los cobardes que se queden en casa.