Público
Público

Una película ligera antes de lanzarse al suicidio

Florian Henckel von Donnersmarck dirige a Johnnie Depp y Angelina Jolie en 'The Tourist'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ya lo decía Albert Camus en El mito de Sísifo: 'No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio'. A Florian Henckel von Donnersmarck (La vida de los otros, 2006) el asunto le interesa también, aunque, en su caso, los razonamientos que utiliza sean más del tipo estadístico. 'Cada año se suicidan alrededor de un millón de personas. Y por este millón, existen otros 20 millones que lo intentan pero no lo logran. Es un fenómeno de enormes dimensiones que me interesa muchísimo. Todos pensamos en el suicidio, pero pocos hablamos de él', confesaba el director hace una semana al hablar en Madrid de su segundo filme, The Tourist, con Angelina Jolie y Johnnie Depp, que coinciden por primera vez en la gran pantalla. El filme se estrena mañana.

Con reflexiones así de oscuras estaba el director alemán, que hace cinco años irrumpió con su exitosa ópera prima La vida de los otros filme por el que ganó un Oscar, cuando recibió una llamada de Angelina Jolie. 'Me llamó para proponerme si querría dirigir el remake de la francesa El secreto de Anthony Zimmer'. A Von Donnersmarck le pareció que antes de meterse a escribir un guión 'tan oscuro y denso', no estaría mal aprovechar su estancia en Los Ángeles y tener su primera experiencia en el sistema de estudios.

El alemán acepta 'The Tourist' para descansar de un proyecto más oscuro

'Se puede decir que cada proyecto que se va a hacer en Hollywood está encima de la mesa de Angelina, y esto sucede porque es la estrella femenina más importante hoy en día. Cuando nos reunimos pensé que era justo lo que necesitaba, una película ligera y luminosa antes de meterme en un proyecto tan dificil como el del suicidio', explicó.

Así fue como uno de los directores más prometedores y reconocidos de la escena europea reciente, se embarcó en un viaje por Francia y Venecia para construir una suerte de comedia de acción romántica llena de espías y malentendidos. En ella, Angelina Jolie hace de mujer fatal y Depp de tipo absolutamente normal metido en un fregado de altura. Una especie de quiero y no puedo hitchckoniano al que no le ha ido demasiado bien en la taquilla de EEUU.

'Hacer cine es un viaje de autoconocimiento', reconoce el director

'Quise construir unos personajes basados en cómo veo yo a Angelina y a Johnnie', apuntó. 'Jolie como esa mujer de belleza misteriosa y a Depp como un tipo inteligente y muy divertido, lejos de la imagen de extravagante a la que nos tiene acostumbrados', matizó el realizador. Como afirmó Depp durante la rueda de prensa: 'Después de Jack Sparrow, Willie Wonka, Sweeney Todd y el Sombrerero Loco me pareció un reto interpretar a un don nadie. Siempre me ha fascinado la gente corriente. La gente más extraña es la que consideramos normal'.

'La gente más extraña es la que consideramos normal', dice Depp

Como los personajes de su película, Florian Henckel von Donnersmarck es también un turista en este tipo de proyectos. Y la cosa se nota en el resultado final. 'Creo que es la última vez que haré una película que no haya imaginado yo desde el inicio. Para mí hacer cine es un viaje de autoconocimiento'. Por ejemplo, en La vida de los otros quiso alcanzar la densidad narrativa de la literatura. 'Siempre pensé que si no lograba levantar el dinero acabaría escribiendo una novela', reconoció. 'Con The Tourist he intentado hacer algo diferente, que probablemente no vuelva a hacer'.

El filme es un 'remake' de 'El secreto de Anthony Zimmer'

Tampoco quiso ver la película original del director francés Jérôme Salle, con Sophie Marceu e Yvan Attal como pareja protagonista. 'Soy de la opinión de Scorsese, que dice que a la hora de hacer un remake (cosa que él hizo en Infiltrados) es mejor no ver el original'.

Mediaron 11 meses desde aquella llamada de Angelina Jolie y el punto final en la mesa de montaje. 'Un tiempo inédito para mí, que tardo años en levantar un proyecto', admitió. Ahora, a partir de enero, Florian Henckel von Donnersmarck volverá a sus tiempos: lentos y oscuros. 'Todos conocemos a alguien que se ha suicidado, y quiero hablar de ello', dijo. Se acabaron las vacaciones.