Público
Público

El peligro totalitario del ultraliberalismo

Tzvetan Todorov alerta de rasgos fascistas y estalinistas en las políticas neocon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Occidente corre el riesgo de caer en un nuevo periodo de totalitarismo. Los culpables: las políticas ultraliberales que dominan hoy los estados democráticos y que poseen unos rasgos comunes a los que edificaron el estalinismo y el fascismo.

Esta es la idea que defiende el intelectual y Príncipe de Asturias de las Ciencias Sociales 2008, Tztevan Todorov (Sofía, 1939) en su libro La experiencia totalitaria (Galaxia Gutenberg). En un texto introductorio a nueve ensayos en los que aborda los totalitarismos durante el siglo XX resume esta paradoja ultraliberal: 'Es una amenaza para la función de la política. Estamos amenazados por una concentración de poder y por la limitación del bien común'.

'Estamos amenazados por una concentración de poder'

Entre los rasgos afines entre el ultraliberalismo y los totalitarismos se encuentra el nacionalismo, característica del fascismo, y hoy en alza en Europa. 'La Unión Europea se está construyendo como una fortaleza contra el inmigrante', afirmó ayer. En este sentido, se refirió a las recientes políticas de expulsión de los gitanos en Francia: 'No es porque sean extranjeros, sino porque tienen un modo de vida distinto que les convierte fácilmente en un chivo expiatorio ideal cuando se trata de distraer a la atención pública de otros problemas más reales'.

Con respecto al influjo del estalinismo, para Todorov el ultraliberalismo tiene el mismo poder mesiánico. 'El comunismo aporta una doctrina de salvación, y por eso es tan seductora', apostilló. En su libro, el intelectual describe con estos trazos al ultraliberal que cree ciegamente en el mercado, 'como si este, al igual que Dios, no pudiera equivocarse'.

Al igual que las doctrinas totalitarias, el pensamiento neocon también está construido sobre el radicalismo y el maniqueismo. Según Todorov, estas políticas subyugan todo al imperativo económico. 'Y si te sales de este imperativo, enseguida te llaman comunista, como le ocurrió a Obama cuando intentó su pequeña reforma sanitaria', sostuvo.

¿El ultraliberalismo se asentará con la crisis económica? Para este intelectual, el problema es que no se están atacando los problemas estructurales, por lo que 'dentro de dos años puede haber una crisis más grave'.