Publicado: 08.09.2015 20:50 |Actualizado: 08.09.2015 20:50

Penélope Cruz: "En España, aunque tengas nombre, levantar una película es casi un milagro"

Penélope Cruz reaparece en el cine español como actriz y productora, con ‘Ma ma’, nueva película de Julio Medem. Acompañada por Luis Tosar y Asier Etxeandía, esta es la historia de una mujer con cáncer de mama, “un ejemplo de vida y de lucha”.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Penélope Cruz./REUTERS

Penélope Cruz./REUTERS

@begonapina

MADRID.- Penélope Cruz y Julio Medem se han perseguido en los últimos años sin llegar a encontrarse, hasta que el director envió a la actriz el guion de Ma ma. Historia de vida y de muerte -una mujer con cáncer de mama que "reacciona sacando toda la vida que lleva dentro"-, en esta película sobresale, sin duda, el trabajo de esta intérprete en lo que significa su vuelta al cine español después de seis años. Luis Tosar y Asier Etxeandía acompañan a la actriz en el reparto.

"Me enamoré del personaje de Magda. Es un ejemplo de vida y de lucha", dice Penélope Cruz, que no solo es protagonista, sino que también coproduce y que confiesa que buscó a Medem porque "tenía la sensación de que estaba enfadado conmigo, porque tres veces le había dicho que no a ofertas que me había hecho. Eran historias que, además, me habían gustado, pero no coincidían los calendarios. Hablamos y quedamos en que teníamos que hacer algo juntos".



"Lloré como una magdalena"

Al parecer, Medem sacó de la bolsa que llevaba su novela Aspasia. Amante de Atenas (para la que actriz y director tienen ahora también planes) y por la noche le envió el guion de esta película. Fue este segundo el que convenció a la actriz. "Lloré como una ‘magdalena’ mientras lo leía. Le llamé y decidimos que íbamos a intentar sacar el proyecto adelante. Eso sabiendo lo difícil que es, en España es un casi un milagro levantar un película aunque tengas nombre".

Director y guionista, Julio Medem también aparece como productor al lado de Cruz y de Álvaro Longoria, en este proyecto, en el que, efectivamente, destaca la intención de mostrar a una mujer excepcionalmente valiente, tal y como la actriz se encarga de aclarar en cada entrevista que concede. Pero Ma ma es también un relato que revela la fuerza que otorga la maternidad, el poder que ésta confiere. "Esta es una película que no se entiende de la misma manera si no eres madre".

Penélope Cruz, en la película

Penélope Cruz, en la película

"Era una apuesta arriesgada"

"Esto es cine de autor y Julio Medem es un cineasta único y muy valiente", puntualiza la intérprete que defiende las decisiones más arriesgadas que ha tomado el director en la película. Entre ellas, la del personaje que está en manos de Asier Etxeandía, un ginecólogo absolutamente volcado con esta paciente, que viaja incluso a la playa para verla. Con él, el cineasta cambia radicalmente el tono de su historia y convierte, por momentos, el drama de superación en un ‘musical íntimo’.

"Los cambios de tono no han hecho más difícil el trabajo en el rodaje. Entre otras cosa, no era una sorpresa para mí, era una cosa que ya estaba decidida –explica Penélope Cruz-. Desde luego era una apuesta arriesgada, pero yo votaba por mantener esos momentos. Son los que hacen especial la película".

"Ni ñoña ni deprimente"

Una obra que se ha encontrado con algunas reticencias por parte de la crítica, muchas de ellas, justamente por la presencia de atmósferas tan diferentes en la misma historia. Son variaciones que no han convencido a muchos, pero que Penélope Cruz defiende a capa y espada: "La película tiene un toque poético mezclado con algo mucho más terrenal. Es muy fácil identificarse con todos los personajes. La película tiene un equilibrio entre la dureza y la oscuridad, escenas que son como un puñetazo, y las escenas de luz, de fuerza, del ir hacia delante de Magda. Así, aunque cuando la ves, sales tocado, porque te remueve, te provoca reacciones fuertes, no es una película deprimente. No es ni ñoña ni deprimente".

Un poco amanerada y sensiblera, la película tiene, sin embargo, virtudes en las que Penélope Cruz pone el acento siempre que puede. "Las películas no se hacen para recordarle a la gente cómo debe comportarse, pero en una película como ésta, que trata un tema tan importante y que afecta a tanta gente, sí merece la pena intentar recordar que hay que ir por delante, que los chequeos médicos anuales son fundamentales, porque es muy fácil que un bulto se escape a una autoexploración".

"La película no se hace para eso, pero…", añade la actriz, que ha trabajado con varias mujeres afectadas de cáncer de mama, con algunas que han recaído, otras que lo han superado, otras que están en pleno tratamiento, -"con muchos casos diferentes"-, que han sido verdaderamente inspiradoras para ella. "Las reacciones de estas mujeres son lo más importante para mí ahora".