Público
Público

Permanece "indestructible" una hamburguesa durante 146 días

La fotógrafa Sally Davies almacena durante 5 meses una hamburguesa para capatar la evolución de este tipo de comida rápida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No son pocos los experimentos que se han hecho para demostrar que las cadenas de comida rápida no venden produtos tan saludables como anuncian. El último experimento es el de la fotógrafa Sally Davies. El pasado 10 de abril inició un proyecto artístico con el que inmortaliza en internet, a través de sus fotografías, la evolución de una hamburguesa 'indestructible'.

Al proyecto lo ha llamado, 'Happy Meal Project' , en honor al menú infantil que vende en todo el mundo la conocida cadena de comida rápida McDonald's. La fotógrafa ha retratado día tras día, durante casi cinco meses reposando en el salón de su casa, la transformación que han experimentado los alimentos.

Su éxito ha sido rotundo; ella misma reconoce que ni siquiera cuando aparecieron unas pinturas suyas en la serie Sexo en Nueva York. 

Esas fotografías se convertieron en todo un fenómeno en la red social Facebook, así como en otras páginas web, diarios y revistas que se han hecho eco de este experimento. Davies cuenta que todo empezó con la intención de demostrarle a un amigo lo perjudicial de este tipo de comida. Después de 146 días fotografiando a una hamburguesa acompañada de patatas fritas, reconoce que está 'enganchada' al proyecto por lo que piensa seguir fotografiando el 'happy meal' mucho más tiempo y compartiendo esas fotos con su cada vez más amplia legión de fans.

La fotógrafa describió el estado de la hamburguesa después de todo este tiempo : 'Ahora mismo la hamburguesa está como una piedra. Ha encogido porque se ha deshidratado, lo mismo que el pan, que se empieza a resquebrajar. Las patatas fritas, sin embargo, están completamente igual'. Aseguró que sus perros 'ni siquiera se han acercado a la comida'.

La exitosa fotógrafa explicó que 'no sólo se trata de McDonald's, sino también de otras cadenas de comida rápida' y aseguró con vehemencia que los estadounidenses son 'adictos' a ese tipo de comida, lo que a su juicio está 'enfermando a todo un país que ha cometido, desde hace años, un gran error orgánico y alimenticio'.

Davies reconoció ser aficionada a las patatas del McDonald's, 'pero ya nunca más'. Considera que su proyecto es una llamada de atención sobre la alimentación.