Público
Público

Picasso bate otro récord en pleno crac financiero

El óleo Desnudo, hojas verdes y busto' se vendió por 81,9 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Mientras los indicadores de los mercados financieros y bursátiles marcaban sus mínimos del año, los del arte conseguían su máximo histórico en una puja pública. El cuadro de Pablo Picasso Desnudo, hojas verdes y busto se vendió por 81,9 millones de euros en una subasta celebrada el martes (madrugada española) en la sede neoyorquina de la casa Christie's.

La obra de Picasso (Málaga, 1881 - Mougins, 1973) se convierte así en el cuadro más caro jamás subastado en público y también en el Picasso más valioso, aunque no en la pintura más costosa de todos los tiempos. Número 5 (1948), de Jackson Pollock, y Woman III (1953), de William de Kooning, se vendieron por 108 y 106 millones de euros en dos ventas privadas en 2006.

Desnudo, hojas verdes y bustos, pintada en un sólo día (el 18 de marzo de 1932), es una de las obras claves del artista español. Pertenece a uno de sus periodos más fértiles y mágicos, cuando pintó una serie de cuadros seductores de gran tamaño de su jovencísima modelo y amante, Marie-Thérese, a la que conoció cuando estaba casado con su primera mujer, la bailarina ucraniana Olga Khoklhova.

El precio del cuadro, que sólo ha sido expuesto en público una vez, cuando fue comprado en 1951 por el constructor y coleccionista Sidney F. Brody, confirma el espectacular momento de forma del mercado del arte. Desnudo, hojas verdes y busto pulverizó el récord alcanzado en febrero por otra obra de arte, la escultura El hombre que camina I, del artista suizo Alberto Giacometti, que se vendió por 80,2 millones de euros en una subasta pública.

El pintor malagueño ya ocupó el primer puesto de este ránking con Muchacho con pipa (1955), obra del periodo rosa vendida por 80 millones de euros en 2004.

'Todo el mundo está apostando por que el mercado (del arte) continuará fortaleciéndose porque las grandes fortunas se sienten más seguras gastando su dinero en obras arte que invirtiendo en el volátil mercado financiero', señalaba el pasado domingo el rotativo The New York Times, que ya entonces daba por hecho que el cuadro de Picasso se iba a vender por una fortuna. Sidney F. Brody, uno de los coleccionistas privados más importantes de EEUU, compró Desnudo, hojas verdes y busto por 19.800 dólares en 1951.

En tiempos de crisis el dinero se refugia en el mundo del arte. Una premisa que se cumplió a rajatabla durante la subasta del pasado martes. Christie's vendió 56 obras por 260 millones de euros, incluidas tres esculturas de Alberto Giacometti, La gran cabeza picada (1954), La mano (1948) y El gato (1955). Todas ellas superaron de largo los precios estimados: la primera se vendió por 41 millones de euros, la segunda por 19,8 y la tercera por 16.

Pero no todo fueron alegrías durante la puja neoyorquina. Un total de 13 obras se quedaron sin vender, entre ellas la del gran derrotado de la noche (si se puede hacer tal afirmación en una subasta), el autor simbolista noruego precursor del expresionismo Edvard Munch. Se esperaba que su obra Fertilidad, pintada entre 1899 y 1900, alcanzara un precio entre 19,2 y 26,7 millones de euros, pero fue retirada de la subasta al detenerse la puja en 17,6 millones.

La temporada de subastas no ha hecho más que comenzar. En las próximas semanas saldrán a la venta obras importantes de artistas de renombre como Jasper Johns, Mark Rothko o Andy Warhol. Hagan sus apuestas. O saquen sus chequeras.